Una investigación relaciona la toxoplasmosis con una mayor propensión a autolesionarse

Actualizado 09/07/2012 14:00:44 CET

WASHINGTON, 9 Jul. (Reuters/EP) -

Un grupo de investigadores norteamericanos han observado que la toxoplasmosis podría provocar en la mujer una mayor propensión a autolesionarse. El estudio, publicado en 'Archives of General Psychiatry' y realizado sobre más de 45.000 mujeres danesas, muestra que las mujeres que están infectadas con el parásito toxoplasma gondii podrían ser más propensas a lesionarse intencionadamente o, incluso, a suicidarse.

La infección de este parásito conocida como toxoplasmosis se produce tras la ingesta de comida poco cocinada o de verduras sin lavar así como el manejo de la arena que tiene los gatos en sus casetas.

Anteriores estudios ya relacionaban al parásito con la posibilidad de desarrollar esquizofrenia y los expertos barajaban que toxoplasma gondii resida en el cerebro y, por ello, afecte a las emociones y al comportamiento humano.

Por ello, el investigador Teodor Postolache de la Universidad de Medicina de Maryland School, situada en Baltimore (Estados Unidos), y su equipo repasaron registros médicos daneses en los que estaban incluidas 45.788 mujeres. El objetivo era ver si habían trasmitido este parásito a sus hijos durante el embarazo.

Para ello, tomaron una muestra de sangre entre 5 y 10 días después de su nacimiento. Sin embargo, entre 11 y 14 años después, cerca de la mitad de las mujeres infectadas eran propensas a cortarse o herirse así mismas. Además, durante este periodo, el 1 por ciento de las mujeres trató de quitarse la vida, aunque tan solo 18 llegaron a suicidarse.

EL RIESGO NO ES TAN ALTO

Por su parte, el investigador Louis Weiss que se ocupa de estudiar la toxoplasmosis en el 'Albert Einstein College of Medicine' de Nueva York (Estados Unidos) reconoce que el estudio es "bastante interesante" pero considera que el riesgo tampoco es tan alto.

"Existen probabilidades de que el parásito influya en el comportamiento humano", señala este experto, quien menciona estudios realizados con animales infectados con este parásito que tenían esta problemática.

Por lo general, los investigadores creen que las mujeres con problemas mentales son más propensas a infectarse puesto que consumen comida mal cocinada o verduras mal lavadas.