Actualizado 23/12/2011 14:12 CET

Las fracturas de húmero podrían casi multiplicarse por tres para 2030

MADRID, 23 Dic. (Reuters/EP) -

Cerca de 370.000 personas se fracturaron el húmero, en hueso más largo del brazo, en Estados Unidos durante el año 2008, sobre todo fueron niños y mujeres mayores de 40 años, según un estudio realizado por la University of California, que advierte de que estos accidentes podría multiplicarse casi por tres para 2030, llegando a los 490.000, cuando los niños del 'baby boom' lleguen a los 65 años de edad. Los resultados se publican en 'Arthritis Care & Research'.

Según este estudio, en el que se observaron los datos de 28 millones de visitas a urgencias en todo Estados Unidos durante 2008, los niños entre los 5 y los 9 años eran los que más se fracturaban el húmero. Sin embargo, estas heridas también aumentaron entre personas mayores, sobre todo entre mujeres entre los 40 y los 60 años, probablemente por la combinación de las caídas con la osteoporosis

Casi la mitad de las fracturas tratadas en 2008 se situaban cerca de la parte superior del hueso, una herida asociada con frecuencia a las caídas. El mayor número de estas fracturas se vio tanto hombres como en mujeres mayores de 45 años, una tasa que subió hasta cerca de 84 para mujeres y de 89 en hombres. Las mujeres presentaron el doble de posibilidades de sufrir este tipo de heridas y, desde más jóvenes, lo que los investigadores atribuyen a una pérdida de densidad ósea.

Según Sunny Kim, profesor asociado de Ciencias de la Salud Pública de la Facultad de Medicina de la University of California, la osteoporosis aumenta la probabilidad de que una persona se fracture el húmero en una caída y es un factor de riesgo claramente establecido".

Aunque el número de habitantes de Estados Unidos con 65 años o más era de 38,7 millones en 2008, podría alcanzar los 71,5 millones para el año 2030. Así, los investigadores prevén que fracturas de húmero pueda suponer unas 490.000 visitas a urgencias ese año, registrándose el mayor incremento entre los más mayores.

Los investigadores descubrieron que el 88 por ciento de las fracturas de húmero eran causadas por caídas, por lo que urgen a implementar medidas de seguridad más rigurosas, así como mejores tratamientos para prevenir la osteoporosis