EEUU.- Estados Unidos y Canadá investigan un brote de E. coli en la lechuga romana y piden no consumirla

Publicado 21/11/2018 17:33:10CET
FLICKR/RUTH HARTNUP

MADRID, 21 Nov. (Reuters/EP) -

Estados Unidos y Canadá han recomendado este martes abstenerse del consumo de lechuga romana mientras sus autoridades sanitarias investigan un brote de E. coli que ha afectado a 50 personas en los dos países norteamericanos, incluidas 13 hospitalizaciones.

Las alertas, emitidas cuando millones de estadounidenses planean sus menús del Día de Acción de Gracias, cubren todas las formas de lechuga romana, incluyendo cabezas enteras, corazones, bolsas, mezclas y ensalada César. Todo ello por precaución, debido a que las autoridades no tienen claro cuál es la fuente de la lechuga contaminada.

"Los consumidores que tienen cualquier tipo de lechuga romana en su hogar no deben comerla y deben tirarla, incluso si parte de ella se comió y nadie se enfermó", señala el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos en su alerta de seguridad alimentaria, que insta a desinfectar los cajones de las neveras y los estantes donde se almacenaron lechugas romanas.

La Agencia de Salud Pública de Canadá, que está investigando 18 de los casos de E. coli, dirigió su alerta de lechuga romana a los consumidores en Ontario y Quebec. En Estados Unidos, el brote afectó a 32 personas en 11 estados entre el 8 y el 31 de octubre. Por el momento, no se han reportado muertes.

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos explica que los síntomas de la infección incluyen fiebre moderada, calambres estomacales severos, vómitos y diarrea, a menudo sangrienta. La mayoría de las personas se mejoran en cinco a siete días, pero puede ser potencialmente mortal, advierten.

La autoridad sanitaria estadounidense descarta que este brote esté relacionado con uno similar también en lechugas romanas a principios de año, que dejó cinco muertos y casi 200 enfermos. La anterior contaminación se produjo en el agua de riego de la región de Yuma, Arizona.