El consumo incrementado de hierro podría estar vinculado a un menor riesgo de padecer síndrome premenstrual severo

Actualizado 04/03/2013 12:28:48 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Mar. (Reuters/EP) -

El consumo incrementado de hierro podría estar vinculado a un menor riesgo de padecer síndrome premenstrual severo, según ha evidenciado una investigación realizada por la Universidad de Massachusetts en Amherst (Estados Unidos).

Este trabajo, que ha sido publicado en la revista especializada 'American Journal of Epidemiology', demuestra que las mujeres que consumen "algo más" de hierro del recomendado "son menos propensas" a presentar los síntomas de esta enfermedad. Para llegar a esta conclusión, los expertos han practicado seguimiento a cerca de 3.000 mujeres mayores de 10 años.

Tras ello, se ha observado que aquellas que consumieron más de 20 miligramos diarios de hierro "tuvieron entre un 30 por ciento y un 40 por ciento menos de probabilidades de desarrollar síndrome premenstrual severo". Así lo asegura la autora principal del estudio y miembro de este centro universitario norteamericano, la doctora Elizabeth Bertone-Johnson.

Esta afección "afecta a entre un 8 por ciento y el 15 por ciento de las mujeres estadounidenses" y tiene como síntomas "la sensibilidad en los senos, la distensión abdominal, la depresión y la ansiedad", explica. Sin embargo, para estas mujeres, la experta no recomienda un ingesta de 42 miligramos de hierro o más, ya que "tiene consecuencias adversas".

Otro aspecto que reveló la investigación fue el de que la mayoría de las mujeres con altas ingestas de hierro obtuvieron este mineral de fuentes no cárnicas. Al hilo de ello, el Instituto de Medicina de Estados Unidos señala que el hierro consumido a partir de carne o ave de corral "es más fácil de procesar en el cuerpo", lo que hace que las personas que tengan una dieta a base de vegetales tengan que consumir "hasta el doble de la cantidad recomendada".

Por último, Bertone-Johnson concluye que, a pesar de que no puede probarse que el hierro prevenga el síndrome premenstrual severo, éste si "puede tener algo que ver" con la producción de serotonina, una molécula que juega un papel importante en muchos procesos del cuerpo y el cerebro.