Actualizado 26/02/2013 11:26:51 +00:00 CET

Consumir suplementos de vitamina D o calcio no reduce el riesgo de posibles fracturas óseas en mujeres mayores

Pensionista
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Feb. (Reuters/EP) -

El consumo de suplementos de vitamina D o calcio no reduce el riesgo de posibles fracturas óseas en mujeres mayores y, además, produce "un pequeño aumento" en el riesgo de padecer cálculos renales.

Así lo han confirmado los expertos de United States Preventive Services Task Force (USPSTF) en una revisión de estudios anteriores publicada en la edición 'on line' de la revista 'Annals of Internal Medicine'. A su juicio, y como respalda el Gobierno de Estados Unidos, "tampoco hay pruebas suficientes para afirmar que ayudan a alguien".

Siempre se ha creído que este tipo de suplementos fortalece los huesos y reduce el riesgo de fracturas en los mismos, como asegura la miembro de esta institución, la doctora Jessica Herzstein. Además, este tema es preocupante para las autoridades ya que, "cada año, 1,5 millones de estadounidenses sufren de fracturas que están ligados a la fragilidad ósea".

De hecho, "casi la mitad de las mujeres mayores de 50 años va a terminar fracturándose un hueso por culpa de la osteoporosis, una enfermedad que debilita a los huesos", sostiene. Estas lesiones se relacionan "con el dolor crónico, la discapacidad y un mayor riesgo de enfermedad y muerte prematura", subraya.

LAS DOSIS BAJAS TAMPOCO SON BUENAS

Este grupo de expertos ha hallado ahora que estos suplementos alimenticios no reportan beneficios en las mujeres postmenopaúsicas. Lo que si aclaran es que las dosis bajas de vitamina D y calcio tampoco son buenas, situándose éstas "por debajo de las 400 unidades internacionales y los 1.000 miligramos, respectivamente", señala.

De cualquier forma, los especialistas sostienen que esta recomendación "no se ajusta a las personas que ya están diagnosticadas de osteoporosis o un historial de fracturas". Por ello, recomiendan consultar al médico acerca de la conveniencia o no de consumir los suplementos.

La que no se muestra de acuerdo con que estos suplementos no deban ser consumidos es la vicepresidenta de Asuntos Científicos y Regulatorios de la Asociación de Productos Naturales en Washington, Cara Welch, que asegura que esta recomendación está "fuera de sintonía" con la investigación actual.

Para ella, los datos ofrecidos por este estudio "no deberían afectar a los consumidores que están tratando de complementar su ingesta de calcio y vitamina D con suplementos". En la actualidad, el 56 por ciento de las mujeres mayores de 60 años toma suplementos de vitamina D y el 60 por ciento los consume de calcio.