Actualizado 25/02/2013 11:13:26 +00:00 CET

Casi dos tercios de los salones de bronceado podría estar permitiendo la entrada a niños en sus instalaciones

Cabina Solar De Rayos Uva
FLICKER/EVIL ERIN

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Casi dos tercios de los salones de bronceado podría estar permitiendo la entrada a niños de entre 10 y 12 años en sus instalaciones, según ha evidenciado un estudio realizado por la Escuela de Medicina St. Louis de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

Este hecho se produce, "a veces, sin el consentimiento de los padres", sostiene la autora principal de la investigación y miembro de este centro universitario de la capital norteamericana, la doctora Brundha Balaraman. Para ella, cuanto antes empiece la exposición a los rayos, "más daño se acumula".

Esta práctica es "muy común" entre los niños, los cuales "no pueden entender el riesgo", explica la pediatra asistente del Hospital Infantil de Montefiore (Estados Unidos), la doctora Sophie J. Balk, que no participó en el estudio.

Balaraman y sus colegas han entrevistado a 243 dueños de salones de bronceado, tras los que han constatado que estos centros podrían no estar informando a sus clientes de los riesgos que conlleva la exposición a los rayos artificiales. Además, un 43 por ciento de ellos aseguran que "no existen riesgos que se vinculen al bronceado en interiores", explica.

Este trabajo, que ha sido publicado en la edición 'on line' de la revista especializada 'Pediatrics', demuestra, por tanto, que existe "desinformación" entre las personas que acuden a este tipo de centros de belleza.

EL MELANOMA PROVOCARÁ LA MUERTE DE 9.480 ESTADOUNIDENSES EN 2013

Otro dato que arroja la investigación es la de que el 80 por ciento de los centros consultados afirma que el bronceado podría prevenir futuras quemaduras de sol. Para Balaraman, que intuía los resultados obtenidos, las informaciones que se ofrecen son "contradictorias".

Actualmente se sabe que exponerse a este tipo de bronceado "aumenta las probabilidades de una persona de desarrollar melanoma, la forma más mortal de cáncer de piel", indica. Así lo expone también el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés), que estima que "76.690 personas serán diagnosticadas con esta enfermedad en 2013 y 9.480 morirán por su causa".

Por ello, la experta sostiene que existe "necesidad" de que la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) desarrolle una mayor regulación acerca del autobronceado en menores. "Una ley federal sería de gran ayuda, ya que acaba haría al proceso mucho más eficiente", sentencia.

Al respecto de esta demanda, desde este organismo señalan estar comprometidos en "proporcionar a los consumidores una actualización tan pronto como sea posible". A su juicio, el uso de lámparas de bronceado "es un importante problema de salud pública".