En los dos últimos años se han despedido en España casi diez veces más enfermeras que médicos

Actualizado 07/03/2013 14:06:24 CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha denunciado que estos profesionales están siendo "atacados y machacados" por los continuos recortes de las comunidades autónomas en materia sanitaria, y en mayor medida que el resto de los profesionales sanitarios, como demuestra que en los dos últimos años se hayan despedido a casi 20.000 profesionales de Enfermería, frente a algo más de 2.400 médicos en el mismo periodo.

"El índice de paro entre las enfermeras ha crecido en 6 puntos porcentuales en los dos últimos años y el de los médicos apenas un 0,7", ha criticado durante la presentación de las jornadas 'Enfermería: Situación Crítica' que se van a celebrar próximamente en Madrid.

Esta situación es "lamentable, injusta, insoportable e inadmisible, hasta aquí hemos llegado", según el máximo representante de la profesión enfermera en España, más aún cuando en España la proporción de médicos y enfermeros es de un 45-55 y la media europea está en 29-71 (un médico por cada cuatro enfermeras). "Somos el país más medicalizado de Europa, y eso es ridículo", ha aseverado.

De hecho ha avisado que van a revisar que en todas las unidades asistenciales de los hospitales se cumplan con las recomendaciones de número de enfermeras en función del proceso clínico atendido que marca el propio Sistema Nacional de Salud (SNS) para que, en caso de que no sea así y pueda afectar a la calidad de la atención, se pueda recurrir judicialmente.

"No puede ser que en una Unidad de Cuidados Intensivos deba haber dos enfermeras por cada paciente grave y en muchos casos haya una enfermera por cada tres pacientes", ha denunciado.

Además, González Jurado advierte de que estos despidos se están produciendo "sin ninguna planificación" y de forma desigual entre unas comunidades y otras. Así, mientras que la tasa de paro en Cataluña no llega al 2 por ciento y en Madrid está en un 3 por ciento, en otras se triplica o cuadruplican, caso de Extremadura (14,5%), Asturias (11,5%) y Andalucía (11%).

Igualmente, ha llamado la atención sobre el hecho de que la franja de edad con más paro es la de enfermeras de entre 30 y 40 años.

LOS JÓVENES "HAN TIRADO LA TOALLA"

Y la situación continuará agravándose en los próximos meses, según González Jurado, que prevé que en junio haya más de 30.000 enfermeras en paro, lo que plantea un futuro incierto para los más jóvenes, que a su juicio "han tirado la toalla".

"Ya no quieren ni recibir formación aunque sea gratuita ¿Para qué? Si un enfermero que salga ahora de la facultad va tardar 10 años en conseguir un mes de sustitución", ha lamentado.

González Jurado ha defendido que la solución puede ser salir al extranjero, como muestra que en Europa sean necesarios actualmente unos 26.000 profesionales de Enfermería, aunque esa opción "es engañarlos", ya que no ofrecen buenas condiciones.

LA PRESCRIPCIÓN ENFERMERA, TRES AÑOS DE DEMORA

A esta situación se unen otros problemas de la profesión, como el hecho de que todavía no se haya desarrollado la prescripción enfermera cuando ya han pasado más de tres años desde que se aprobó en el Congreso de los Diputados.

"Hay enfermeras que están realizando intervenciones que la ley aún no les autoriza, y eso es intrusismo profesional", ha denunciado el presidente de este colectivo, quien reconoce haber dado un margen de confianza al Ministerio de Sanidad para que desarrollara la norma. "Pero ya no aguantamos más.

Además, ha criticado que el borrador que se había redactado "ya no vale" y sea necesario hacer otro. "Una enfermera no le va a volver a poner las zapatillas a un médico, que es lo que alguien ha pretendido con esta norma", ha aseverado.

RECHAZO A QUE ENFERMERÍA SEA DE NUEVO DIPLOMATURA

Por otro lado, González Jurado también ha criticado un informe de expertos del Ministerio de Educación que sugiere que Enfermería debería volver a ser una diplomatura, algo que considera una "tomadura de pelo".

De hecho, en este punto ha defendido que serán "guerreros e inflexibles" y, de hecho, ha aseverado que si el Gobierno sigue adelante con ello "se parará el Sistema Nacional de Salud".

Con todo ello, el presidente del Consejo General de Enfermería ha reiterado su voluntad de colaborar y ofrecer propuestas de reformas estructurales para el sistema, si bien ha reconocido que "cuando te parten la cara una y otra vez, ya cansa".

"Queremos ayudar, pero no desde el desprecio más absoluto que recibimos ahora mismo", ha denunciado.