Actualizado 27/05/2010 12:48 CET

Dos genes podrían explicar el origen del retraso mental

Conexiones neuronales
CSIC

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto dos genes --'Cux1' y 'Cux2'-- que resultan ser "fundamentales" para el correcto establecimiento de las conexiones neuronales y que podrían estar relacionados con el desarrollo del retraso mental.

La investigación, publicada en la revista 'Neuron', ha demostrado que, en la práctica, estos genes regulan la formación de las dendritas --prolongaciones ramificadas de las células del cerebro-- y las sinapsis neuronales en mamíferos.

Así, la ramificación de las neuronas y la formación del número adecuado de conexiones neuronales, es decir, las sinapsis que se producen en las espinas dendríticas, resultan "esenciales" a la hora de establecer los circuitos neuronales correctos de los que dependen las capacidades intelectuales humanas, explican los investigadores.

Para su trabajo, el equipo del CSIC ha generado un ratón que carece del gen 'Cux2' en el que han podido comprobar cómo el animal presenta una merma en la función de su sinapsis, así como defectos en su memoria, debido a las alteraciones que se producían en la estructura de sus dendritas.

Los científicos descubrieron además que los genes 'Cux1' y 'Cux2' participan en la regulación tanto del número de sinapsis que se forman como de la complejidad del árbol dendrítico, especialmente en un tipo de neuronas situadas en las capas superficiales de la corteza cerebral de los mamíferos.