Actualizado 15/09/2010 12:41 CET

Doblar el tratamiento tras un cáncer de mama hormonal reduce las recaídas

BARCELONA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Alargar de cinco a diez los años de tratamiento a base de tamoxifeno tras un cáncer de mama con receptores hormonales positivos evita un 10 por ciento de recaídas, según un estudio internacional que arroja nuevas evidencias sobre el enfoque a seguir ante este tumor con mejor pronóstico.

El trabajo ha sido presentado este martes en el XIX Congreso de la Sociedad Europea de Radiología Terapéutica y Oncología (Estro, en sus siglas en inglés), a cargo del mismo presidente del evento, Jean Bouhris.

El estudio Atlas (Adjuvant Tamoxifen: Longer Against Shorter), que ha reclutado a 20.000 pacientes, ha comparado la práctica actual de tratamiento a cinco años --en la mitad de las pacientes-- con otra hasta los diez --en la otra mitad de mujeres--, demostrándose que la segunda opción logra menos recaídas.

El tamoxifeno es un fármaco hormonal que se ha utilizado durante más de 20 años para tratar cánceres avanzados de seno. Se usa como terapia adyuvante o adicional después del tratamiento primario para cáncer de seno en estadio o etapa precoz.

El objetivo del estudio es establecer de forma científicamente correcta cuál es la duración óptima del tratamiento adyuvante con tamoxifeno.

El jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Instituto Catalán de Oncología (ICO), Ferran Guedea, ha destacado la especial significación del ensayo, puesto que un estudio Atlas anterior ya consiguió alargar de tres a cinco años el citado tratamiento, tras demostrar resultados positivos.

Para leer más