Actualizado 30/04/2010 18:38 CET

Disminuye un 7% la mortalidad por asma en España

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mejora en el cuidado y control ha provocado la caída de la mortalidad del asma en España un 7 por ciento desde 1960 hasta 2005, según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, los neumólogos advierten de un aumento significativo del número de casos por culpa del desarrollo industrial de España y la contaminación ambiental que conlleva.

Con motivo de la celebración el próximo 4 de mayo del Día Mundial del Asma, desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) han querido recordar que los niveles de contaminación del aire han provocado en los últimos años "importantes diferencias en la distribución geográfica del asma".

Así, los síntomas de asma son más frecuentes en los niños y adolescentes que viven en la costa norte y noroeste atlántica del país y estas diferencias "aparecen ya en edades muy tempranas".

En concreto, los seis contaminantes más peligrosos para la salud respiratoria son: el dióxido de nitrógeno, el ozono, las partículas suspendidas el dióxido de azufre, el monóxido de carbono y el plono, todos relacionados con el desarrollo industrial, según SEPAR.

Estas sustancias están producidas por la quema de combustibles fósiles como el petróleo o el carbón y la fundición de minerales ricos en sulfatos, y las principales fuentes generadoras de contaminantes son el transporte tanto terrestre como aéreo seguido por las industrias (incluyendo las termoeléctricas).

En este sentido, los neumólogos explicaron que, cuando aumenta la contaminación ambiental, los niños y adultos con asma tienen más síntomas como tos, disnea o sibilancias, aumenta el uso de medicación de rescate y sufren más agudizaciones que se traducen en pérdidas de días de colegio y de trabajo.