Disminuir un 25% las consultas hospitalarias ahorraría al SNS unos 1.100 millones anuales

Actualizado 19/01/2012 11:53:07 CET
Actualizado 19/01/2012 11:53:07 CET

Disminuir un 25% las consultas hospitalarias ahorraría al SNS unos 1.100 millones anuales

Según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Públ

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) asegura que reducir en un 25 por ciento las consultas hospitalarias trasladándolas a la Atención Primaria permitiría al Sistema Nacional de Salud (SNS) ahorrar unos 1.100 millones de euros anuales.

   Así se desprende de un documento con propuestas para incrementar la racionalidad y sostenibilidad del sistema con el que la sanidad pública podría ahorrar hasta 13.000 millones "sin necesidad de recurrir a recortes y privatizaciones".

   Uno de los principales ahorros, según la FADSP, se puede conseguir en los hospitales, sobre todo reduciendo consultas que se pueden atender en los centros de salud o aligerando las altas hospitalarias.

   Por ejemplo, y amparándose en estudios realizados en Europa y Canadá, proponen que las personas supervivientes a un cáncer con bajo riesgo de recidiva sean controlados en Atención Primaria, ya que además de beneficiar a los pacientes (menor dependencia hospitalaria y se les fomentan hábitos de vida saludable) se consigue un importante ahorro para el sistema sanitario.

   Por otra parte, recuerdan como, a pesar de la existencia de las Redes de Urgencias de Atención Primaria, la asistencia en los Servicios de Urgencias Hospitalarios se incrementa año tras año cuando, aseguran, "muchos de estos procesos son banales y podrían resolverse en AP".

   Teniendo en cuenta que el coste de la urgencia hospitalaria no ingresada es de 244 euros, si se redujera la frecuentación en un 10 por ciento (2,7 millones de urgencias menos) aplicando estrategias de educación y potenciación de la Primaria, se podrían ahorrar de 650 millones de euros.

   Además, la FADSP estima en un tercio los días que los pacientes permanecen ingresados de forma inadecuada, por estancias preoperatorias innecesarias, retraso en el alta, demoras en exploraciones diagnósticas durante el ingreso, cirugías con ingreso innecesario o por ingresar pacientes crónicos en hospitales de agudos.

   Esta situación supone 10 millones de estancias inadecuadas que, si se redujeran a la mitad, mejorando la eficiencia de los servicios, permitirían ahorrar 5.750 millones de euros.

   Otras de las propuestas de la FADSP pasan por disminuir el gasto farmacéutico mediante la revisión de aquellos medicamentos innecesarios que consumen los mayores de 65 años, o mejorar la utilización de las tecnologías sanitarias, ya que hay estudios que concluyen que la tercera parte de los estudios radiológicos que se realizan en España son innecesarios.