Directivos sanitarios avisan de que el SNS está agotado y abogan por la reorganización asistencial y la innovación

Actualizado 17/10/2012 18:34:35 CET
MANOLO FINISH

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Directivos de hospitales de toda España han avisado este miércoles de que el Sistema Nacional de Salud (SNS) está "agotado" y han abogado por promover la innovación y la reorganización asistencial para lograr que el sistema sea eficiente y sostenible.

En el marco de la novena edición del 'Workshop' en Gestión Sanitaria, organizado por Novartis, los directivos de más de 60 centros hospitalarios han debatido sobre las necesidades actuales del sistema y sobre la importancia que tiene redefinir los conceptos para cambiar el actual modelo sanitario.

Y es que, el actual escenario sanitario, marcado por fuertes ajustes presupuestarios y cambios en el perfil del paciente, está provocando que los responsables de los hospitales españoles tengan que adaptarse en la gestión de sus recursos.

"En este momento es necesario que el directivo sea más eficiente", ha comentado el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), Joaquín Estévez, para destacar la importancia de que haya una coordinación entre los distintos niveles asistenciales para lograr que el paciente se sitúe "en el centro" del SNS.

A su juicio, es imprescindible orientar la gestión hacia la mejora de la competitividad, aumentar la productividad, la eficiencia, la calidad y la disminución del coste unitario. "Debemos reformular el hospital, desarrollar la gestión clínica y la gestión por procesos y, al mismo tiempo, comprometer al directivo en esta responsabilidad", ha recalcado el presidente de SEDISA.

En concreto, uno de los principales aspectos a tener en cuenta en la transformación del SNS es la atención a los enfermos crónicos. Según ha recordado el gerente del Hospital de Galdakao-Usansolo del País Vasco, Santiago Rabanal, desde "siempre" la medicina ha estado centrada en el paciente agudo y "no se ha tenido mucho en cuenta" que estos enfermos se estaban convirtiendo en crónicos.

Por este motivo, ha proseguido Rabanal, resulta "imprescindible" que la Atención Primaria se integre con la especializada con el objetivo de que estos enfermos tengan un mejor tratamiento. "El modelo de hospital que tenemos es un modelo de hace 40 años, no logramos integrar los diferentes modelos asistenciales, de forma que perdemos eficiencia y mareamos a los pacientes. Tenemos un largo camino por recorrer en la organización sanitaria e integración de los niveles asistenciales", ha recalcado el director de innovación del Grupo CAPIO, Raimon Belenes.

EL SISTEMA SANITARIO CATALÁN PENALIZA LOS REINGRESOS

Para mejorar la eficiencia en la atención sanitaria, el coordinador del 'Workshop' y gerente del Hospital Sant Pau i Santa Creu de Barcelona, Xavier Corbella, ha comentado que el sistema de salud catalán está penalizando a los hospitales que permiten que sus enfermos pluripatológicos tengan varios reingresos ya que, a su entender, es poco "favorable" para el propio enfermo y para el sistema.

"A los hospitales se nos dejará de pagar a partir de una cierta revisita del paciente crónico y se le va a imputar como un error o como una mala calidad asistencial", ha insistido Corbella, para asegurar que esta medida provocará que se cambie la "hospitalización convencional, la ambulatorización de procesos", se atienda a los enfermos de manera "más preventiva" en los hospitales de día y en las consultas externas y, al mismo tiempo, se favorezca la coordinación con la Atención Primaria.

Por otra parte, los directivos han destacado la innovación como un motor de cambio estratégico en la transformación del sistema, debido a su contribución en la mejora de la calidad y la competitividad de los servicios de salud.

Y es que, a juicio del director de Innovación del Grupo CAPIO, a pesar de que el SNS es "muy innovador", la crisis está provocando un enlentecimiento del mismo. "El futuro de la medicina, tanto desde el punto de vista de la calidad como el de la sostenibilidad, pasa por la introducción de la innovación en los servicios sanitarios en todos los sentidos", ha aseverado.

Asimismo, los ajustes presupuestarios y el control de los gastos están obligando también a los directivos a incorporar nuevos instrumentos en la gestión de compras y la financiación. En este sentido, los directivos han recordado que existen experiencias pioneras, como en Andalucía, de compras centralizadas u otros modelos que permiten compartir riesgos y resultados entre los servicios sanitarios y los proveedores.

Por último, los expertos han destacado la capacidad de las organizaciones de gestión privada para desarrollar instrumentos de gestión más modernos y eficientes que, a su vez, faciliten una mayor "flexibilidad" al sistema.

"Los modelos de gestión público-privada pueden ayudar al sector público en operaciones de mejora del funcionamiento de laboratorios centralizados, en la implementación de una red estratégica de servicios hospitalarios, en definitiva, en programas e instrumentos de gestión que contribuyen a la sostenibilidad de los servicios sanitarios", ha concluido Belenes.