Actualizado 17/05/2007 13:46:01 +00:00 CET

Diez millones de españoles padecen hipertensión porque "no hay control" y se desconoce, según especialistas

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La hipertensión arterial alcanza a 10 millones de españoles, lo que representa el 35 por ciento de la población adulta y el 70 de los mayores de 65 años. Sobre la enfermedad que es "la principal causa de muerte en España, no hay control y existe desconocimiento", según lo manifestó hoy el responsable del programa Nutrición y Salud de la Fundación Española del Corazón (FEC), doctor Carlos de Teresa.

En coincidencia con el Día Mundial de la Hipertensión, el representante de la organización advirtió que la falta de dominio de la afección es "sumamente peligrosa", ya que es una enfermedad "traicionera" que "va minando sutilmente la salud" y daña los vasos sanguíneos hasta que aparecen complicaciones graves o irreversibles.

Según el especialista, el problema radica en que la mayor parte de los ciudadanos españoles menores de 50 años "piensa que su salud es buena o muy buena"; sin reparar en los cambios de hábitos en la alimentación y el estilo de vida que se experimentaron en las últimas décadas.

La hipertensión, explicó de Teresa, está relacionada con factores como la diabetes, el sobrepeso, elevado colesterol, estrés y tabaquismo; todo ello muy vinculado con "los cambios en nuestro estilo de vida".

Este es el motivo por el cual recomienda controlar los hábitos, cuestión que "no tiene por qué ser aburrida ni sacrificada". Esto evitaría o disminuiría el tratamiento farmacológico en los hipertensos, es que los "cambios en los hábitos puede ser tan beneficioso como un tratamiento farmacológico".

Por último, en relación al estrés, De Teresa sugiere "disfrutar con lo que se hace" y, sobre todo, "tener más conciencia de sí mismo, un tiempo de reflexión y meditación". Es que advierte que "somos poco dueños de nosotros mismos porque estamos muy pendientes de lo que pasa a nuestro alrededor".

LA ALIMENTACIÓN.

Por otra parte, el coordinador del programa de formación de Nutrición y Salud de Danone, David Manrique, hizo hincapié en los beneficios de una alimentación equilibrada para prevenir y disminuir la presión arterial.

Como pautas generales, indicó que es fundamental "reducir el sobrepeso con medidas dietéticas": disminuir el consumo de sal, limitar el consumo de alcohol (no más de dos cervezas por día), evitar el consumo de grasas saturadas y azúcares sencillas.

En resumen, Manrique recomienda una dieta rica en frutas, verduras y lácteos desnatados, con la incorporación de carnes magras, pescado, y potasio.

Por último, Manrique expuso los hallazgos de la dieta Dash, un enfoque dietético para reducir la hipertensión que se publñicó en el 2001 como resultado de un estudio, y remarcó que la misma "podría reemplazar la terapia farmacológica como tratamiento antihipertensivo inicial o minimizar la necesidad de varios medicamentos en su manejo".