Publicado 23/06/2020 10:33:04 +02:00CET

Los diabéticos con depresión tienen más riesgo de mortalidad

Diabetes, glucómetro.
Diabetes, glucómetro. - HOSPITAL LA LUZ - Archivo

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El doctor Miguel Ángel Salinero Fort, subdirector general de Investigación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Madrid, ha señalado que los pacientes diabéticos que, además, tienen depresión, cuentan con mayor mortalidad por cualquier causa.

"Sabemos que existe una relación bidireccional entre diabetes y depresión, una asociación compleja que podría compartir mecanismos biológicos. Los pacientes con diabetes que presentan depresión tienen un peor pronóstico en términos de incremento de la morbi-mortalidad cardiovascular, y mortalidad por cualquier causa", ha comentado en una mesa redonda 'on line' celebrada en el marco del XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes.

En general, se estima que las personas con diabetes presentan de 2 a 3 veces mayor prevalencia de depresión, y también se ha demostrado que la depresión puede llegar a incrementar en un 60 por ciento el riesgo de diabetes. Existe una conocida vinculación entre el perfil glucémico y las enfermedades cardiovasculares, pero son menos conocidas las interrelaciones, que tienen un carácter bidireccional, entre la diabetes y la depresión o algunos trastornos bucodentales.

Partiendo de esta realidad, se ha llevado a cabo el estudio 'DIADEMA' para tratar de dimensionar la prevalencia de depresión en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 atendidos en Atención Primaria, así como para analizar sus factores asociados por si alguno de ellos pudiese ser prevenible o reversible mediante la puesta en marcha en el primer nivel asistencial de programas específicos.

Para ello, se ha realizado una entrevista psicológica a 2.995 pacientes con diabetes tipo 2, que estaban siendo seguidos desde el 2007. La entrevista, en la que se utilizó el cuestionario MINI 5.0 fue realizada de manera ciega e independiente a todos los pacientes por una psicóloga ajena al Equipo de Atención Primaria y fue completada por el juicio clínico del médico que atiende habitualmente al paciente.

"En el estudio, uno de cada cinco pacientes fue diagnosticado de episodio depresivo mayor", explica Salinero. Los factores asociados considerados prevenibles o reversibles fueron, según enumera este experto, "el ejercicio físico y el apoyo social, por lo que su grupo de estudio de la diabetes en Madrid (MADiabetes) recomienda implementar medidas de fomento del ejercicio físico y estrategias para detectar la falta de apoyo social y medidas para mitigarla.

En base a estos hallazgos, Salinero asegura que "detectar precozmente la depresión en los pacientes con diabetes, especialmente en el anciano, puede significar aplicar un tratamiento efectivo en fases más tempranas, lo que facilita el objetivo de lograr un buen control glucémico". En este sentido, añade, "el empleo de cuestionarios validados y de aplicación sencilla, como el MINI 5.0, puede ser de inestimable ayuda para los profesionales sanitarios".

EL PROBLEMA DE LA PERIODONTITIS

Pero también entre la diabetes y algunas enfermedades de las encías, como la periodontitis, existe una relación bidireccional. Por un lado, la diabetes incrementa alrededor de 3 veces el riesgo de sufrir periodontitis, especialmente si hay mal control glucémico; por otro, la existencia de periodontitis afecta negativamente al control glucémico y contribuye a la aparición de complicaciones en las personas con diabetes (la presencia de periodontitis triplica el riesgo de descompensación de la diabetes).

La periodontitis es un frecuente problema de salud y que conlleva importantes consecuencias a nivel local (la cavidad oral); entre ellas, como destaca Cristina Serrano Sánchez-Rey, periodoncista y miembro del grupo de trabajo SED-SEPA de 'Diabetes y Enfermedades Periodontales', "causa sangrado, mal aliento, retracción de las encías, movilidad dentaria y pérdida de dientes, alteraciones estéticas y/o funcionales (como mala masticación), todo lo cual reduce significativamente la calidad de vida del paciente".

Pero, además, existe una creciente evidencia sobre las implicaciones sistémicas de la periodontitis, favoreciendo un aumento de la inflamación que traspasa el ámbito local y que trasciende al resto del organismo. En este sentido, resulta especialmente contundente y sólida la vinculación bidireccional entre esta infección y la diabetes.

"Los pacientes con diabetes tienen una mayor predisposición a sufrir periodontitis. En casos avanzados, pueden perder parte de sus dientes (un 15% podría perderlos todos), con las consiguientes alteraciones masticatorias (el paciente tomará dietas blandas no adecuadas y evitará frutas, verduras y carnes, que no puede masticar), nutritivas y de pérdida de calidad de vida", subraya Serrano.

Los pacientes con periodontitis tienen mayor predisposición a sufrir una diabetes incidente, a que empeore y a sufrir más complicaciones asociadas a la diabetes, sobre todo de tipo microvascular. Sin embargo, si se trata de forma adecuada, los estudios de intervención y revisiones sistemáticas observan que puede mejorar el control de la diabetes.

Así, se ha confirmado que el tratamiento eficaz de la periodontitis puede reducir el porcentaje de hemoglobina glicosilada, en unos rangos que oscilan entre 0,3-0,6 por ciento, lo que equivaldría a la utilización de un segundo fármaco hipoglucemiante. "Esto es muy importante, ya que una reducción del 0,2 por ciento en la hemoglobina glicosilada se asocia con una reducción del 10 por ciento en la mortalidad", concluye Serrano.

Contador