Actualizado 01/04/2013 13:52:00 +00:00 CET

La diabetes es 100 veces más frecuente en mayores de 65 años que en menores de 18

Sanitarios Hacen Prueba De Glucemia A La Población
EUROPA PRESS/SANOFI

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La diabetes es 100 veces más frecuente en personas mayores de 65 años que en menores de 18 años, motivo por el cual los expertos de la Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG) defienden la necesidad de un manejo integral de los pacientes.

Por ello, y porque la mitad de los diabéticos es mayor de esta edad, éstos enfermos "suponen un auténtico reto clínico", sostienen los especialistas. En la actualidad, la prevalencia de esta enfermedad en este sector de población de "de entre un 25 por ciento y un 30 por ciento", exponen.

Estos pacientes tienen una serie de características que los hacen diferentes del resto, ya que en ellos "concurren con mucha frecuencia la comorbilidad, la polifarmacia, el riesgo de efectos secundarios y la prominencia de la calidad de vida sobre la cantidad de vida", indica el jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Universitario de Getafe (Madrid) y expresidente de SEMEG, el doctor Leocadio Rodríguez Mañas.

LOS PACIENTES SUELEN PADECER OTRAS ENFERMEDADES

La diabetes en el mayor "nada tiene que ver con la del adulto" debido a "sus diferentes manifestaciones y al hecho de que los enfermos suelen padecer otras enfermedades y recibir múltiples tratamientos", asegura. Para él, los objetivos "deben lograrse en un plazo más limitado de tiempo".

En este sentido, explica que el envejecimiento patológico "se acompaña de fragilidad y enfermedades crónicas que conducen a discapacidad y menoscabo de la independencia funcional de los adultos mayores", lo que deriva en "resultados adversos para su salud". Las manifestaciones más frecuentes son "disminución de la fuerza, sensación de cansancio, pérdida de peso involuntaria, enlentecimiento e inactividad", expone Rodríguez Mañas.

Como respuesta a ello, presentaron las Guías Europeas de Diabetes en Mayores en la Reunión Nacional de la SEMEG, con el objetivo de "mejorar el abordaje de esta enfermedad", manifiesta. Entre las recomendaciones destacan "la práctica de ejercicio, la nutrición y la educación diabética", afirma.

Además, en 2011 se puso en marcha el estudio europeo de intervención multifactorial en pacientes ancianos con diabetes 'MID-FRAIL', el cual está financiado por la Unión Europea. Este trabajo "investigará, entre otros aspectos, la aportación de nuevos objetivos clínicos adaptados a los ancianos, así como del ejercicio físico y de la educación diabetológica de forma conjunta en ancianos frágiles y prefrágiles con diabetes", concluye.