Detectados en Navarra once casos de 'lengua azul' desde que comenzaron las inspecciones clínicas

Actualizado 18/12/2007 14:38:27 CET
-

PAMPLONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra ha detectado once casos de lengua azul en ocho explotaciones del norte de Navarra desde que a principios de noviembre comenzaran las inspecciones clínicas de vacuno y ovino para detectar la presencia de la enfermedad en la Comunidad foral.

En concreto, las inspecciones se planificaron a partir del 5 de noviembre, cuando se comunicó oficialmente la presencia de un foco de lengua azul en la localidad guipuzcoana de Oiartzun, cercana a explotaciones navarras. Como resultado de estas inspecciones, se han detectado diez cabezas de vacuno y una de ovino con la enfermedad de la lengua azul en ocho explotaciones (tres en Goizueta, dos en Bera, dos en Lesaka y una en Leitza).

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno foral, Begoña Sanzberro, detalló hoy en comisión parlamentaria, a petición de Nafarroa Bai, las tareas que ha desarrollado su departamento para paliar los efectos de la lengua azul.

Sanzberro, que recordó que esta enfermedad no afecta al ser humano, explicó que en la zona más próxima al foco de Oiartzun, se han visitado todas las explotaciones de Navarra, un total de 374, en las que, a su vez, se han inspeccionado 18.040 cabezas de ovino y 1.897 de vacuno. "En el resto de Navarra no se realiza una inspección clínica específica sino que se están controlando las explotaciones, coincidiendo con saneamientos o vacunación", explicó la consejera.

En todos los análisis clínicos se han detectado once casos de la variante serotipo 1 de la lengua azul. Sanzberro explicó que, para afrontar esta situación, "la vacunación es costosa en tiempo y recursos, pero es la mejor herramienta para erradicar la enfermedad".

El Ministerio de Agricultura ha suministrado gratuitamente a Navarra más de 690.000 dosis de vacuna serotipo 1, aproximadamente la mitad de la que necesita el Gobierno foral. Además, cuenta con el compromiso del Ministerio de recibir el resto de vacunas antes de la primavera.

Según los datos facilitados por Sanzberro, han sido vacunadas 145.000 ovejas de un total de 685.000. Además, 18.000 de ellas han sido revacunadas, ya que el programa de la vacuna incluye una nueva dosis 20 días después de recibir la primera. El departamento espera que toda la cabaña esté vacunada y revacunada para el 31 de marzo.

Sanzberro afirmó que "la clave de la rapidez" en esta actuación ha sido "el buen entendimiento con las Comunidades Autónomas vecinas o con aquellas con con las que existen relaciones comerciales para disponer los mismos protocolos", y citó la colaboración con País Vasco, Aragón y Cataluña.

Además, quiso "agradecer" también "el buen entendimiento con el Ministerio, que nos ha suministrado rápidamente la vacuna, con la suerte de que el problema nos ha entrado meses más tarde que en otras comunidades, cuando ya existía una vacuna para el serotipo 1".

Sanzberro estimó que el coste de las vacunaciones será de 400.000 euros, que serán sufragados por el departamento sin coste para los ganaderos. Para la aplicación del programa de vacunas se cuenta con diez veterinarios del ITG ganadero y 22 veterinarios libres que han solicitado colaborar.

La consejera explicó que "en la línea de total claridad y transparencia, el departamento ha organizado acciones de difusión e información para ganaderos, técnicos veterinarios y ciudadanos en general", que se concretan en trece charlas en distintas zonas, dos reuniones con la comisión de seguimiento de la lengua azul y una jornada en Baluarte con expertos, entre otras cuestiones.

Además, el pasado día 12 hubo un encuentro con autoridades de País Vasco, La Rioja y Aragón, y ayer mismo se celebró una cita con representantes de País Vasco y La Rioja para tratar sobre los requisitos para el movimiento del ganado.

La consejera mostró su "satisfacción" por el trabajo desarrollado por el departamento, "sin escatimar ningún esfuerzo". "Esto no lo ha hecho la consejera, lo han hecho los servicios técnicos, y estoy agradecida, porque he visto a la gente implicada con un problema", destacó.

Begoña Sanzberro recibió buenas palabras de todos los portavoces parlamentarias, que destacaron la "rapidez y la eficacia" en la actuación del departamento en esta materia.

No obstante, la consejera reconoció que existe "un riesgo que no se puede ocultar", para referirse a la posibilidad de que llegue desde el norte de Europa el serotipo 8 de la lengua azul, lo que implicaría "tener que hacer el mismo esfuerzo y encontrarnos con un problema parecido". "De momento vamos a quedarnos con la parte positiva, que vamos combatiendo el serotipo 1", dijo.

En este sentido, el parlamentario de Nafarroa Bai Aitor Etxarri quiso "felicitar" a los técnicos porque "es verdad que el departamento ha actuado rápido y los ganaderos se han quedado conformes".

Por parte de UPN, María José Bozal destacó igualmente "la rapidez y la diligencia del departamento, tanto para conocer si había casos en Navarra como para aplicar todas las medidas" para paliar sus efectos.

La parlamentaria del PSN María Gracia Iribarren mostró su "preocupación" por la situación que atraviesa el sector y pidió al departamento que "siga trabajando en esta misma línea en esta tema concreto".

En cuanto a la postura de CDN, el parlamentario José Andrés Burguete afirmó que el departamento "se ha implicado al cien por mil en esta materia" e hizo hincapié "en la buena relación con el resto de Comunidades Autónomas y con el Ministerio".

Finalmente, Ana Figueras, de IUN, se sumó a las palabras del resto de portavoces y destacó que Sanzberro tiene que estar "satisfecha" con el equipo técnico de su departamento.