Actualizado 25/01/2010 18:48 CET

Desmantelada una red internacional que distribuía anabolizantes en gimnasios

Introdujo en el último año en España más de dos toneladas de sustancias, algunas falsificadas

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra, en colaboración con la Guardia Civil y la Autoridad para la Seguridad Alimentaria de Portugal, desmantelaron una red dedicada al tráfico ilegal de medicamentos anabolizantes y otras sustancias prohibidas para el ejercicio de prácticas deportivas.

La 'Operación Pluma', desarrollada en Cádiz, Málaga, Martorell, Badalona, Begues, Castelldefels y ciudades portuguesas, se saldó con 11 arrestos --cinco en Catalunya, cinco en Cádiz y uno en Málaga-- y 39 registros en domicilios, comercios de complementos nutricionales para deportistas, gimnasios y almacenes.

La operación se inició en marzo después de que dos investigaciones de Mossos d'Esquadra y Guardia Civil se cruzasen, momento en el cual formaron un grupo conjunto de trabajo para conseguir desmantelar toda la estructura, implicando también a las autoridades de Portugal, país donde estaban los almacenes desde donde se importaba la mercancía.

La policía autonómica pudo documentar que, en los últimos 14 meses, el grupo introdujo en España más de dos toneladas de sustancias dopantes.

Además, entre los clientes de esta red estaban otros grupos de traficantes que operaban en Alicante y Barcelona y que fueron desarticulados por la Guardia Civil y los Mossos durante 2009.

Los agentes pudieron verificar que, entre las sustancias intervenidas, había medicamentos falsos, ya que la composición real no se correspondía con la información de la etiqueta.

Su consumo puede aumentar todavía más el riesgo para la salud, ya que se fabrican "sin nigún control sanitario", por lo que pueden contener "contaminaciones de origen químico y biológico", apuntaron los Mossos en un comunicado.

Los dos máximos responsables de la red, con residencia en Martorell y Cádiz, recibían encargos de clientes para el suministro de sustancias prohibidas. Estas dos personas contactaban con sus proveedores en Portugal y les facilitaban los datos de los clientes en España.

Los proveedores lusos eran los que enviaban directamente los productos para los clientes, evitando que los intermediarios apareciesen en el rastro dejado en los envíos.

Una vez las sustancias llegaban a los clientes, éstos hacían el ingreso correspondiente en los números de cuenta de los responsables de la red en España, utilizando nombres ficticios y realizando siempre pagos inferiores a los 3.000 euros, para dificultar de esta manera una investigación financiera.

15.000 DOSIS INTERVENIDAS

En la operación se intervinieron 15.000 dosis de esteroides y anabolizantes, embalajes y prospectos preparados para empaquetar medicamentos y venderlos en el mercado clandestino, equipos y sistemas informáticos, y teléfonos móviles.

La mayoría de productos intervenidos son esteroides y anabolizantes, utilizados por algunos deportistas para aumentar el rendimiento físico y muscular; estos productos están prohibidos sin un control médico adecuado.

Su uso sin control sanitario puede ocasionar graves consecuencias para la salud como tumores hepáticos, retención de líquidos e hipertensión arterial, acné, temblores, aumento de colesterol y otros riesgos cardiovasculares que podrían derivar en enfermedades coronarias y depresiones.

Los investigadores analizan la documentación intervenida y no se descartan nuevas detenciones.