Actualizado 23/12/2011 19:04 CET

Descubren una "superbacteria" resistente a fármacos que aprende a convivir con el sistema inmune

Laboratorio-investigación-medicina
EP/PLANNERMEDIA

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Medicina Tropical de Bélgica (ITG, en sus siglas en inglés) y la Universidad de Amberes han descubierto un nuevo parásito que ha desarrollado una resistencia frente a un medicamento común y, al mismo tiempo, es capaz de adaptarse al organismo humano para poder convivir con su sistema inmune, de ahí que lo hayan catalogado como una especie de "superbacteria".

La investigación se centró en el parásito unicelular 'leishmania' y, según reconoce el autor del estudio, Manu Vanaerschot, se puede decir "exagerando un poco" que "la medicina ha contribuido al desarrollo de esta superbacteria".

La 'leishmania' se transmite por la picadura de una mosca y actualmente es el causante de una de las enfermedades parasitarias más importantes después de la malaria, la leishmaniasis, que afecta cada año a unos dos millones de personas de 88 países y causa cerca de 50.000 muertes.

Sin embargo, Vanaerschot y su equipo han descubierto ahora que la variante más mortal de este parásito, la 'leishmania donovani', es capaz de "sobrevivir" ante el uso combinado de varios fármacos y el sistema inmune del organismo.

La mayoría de casos de esta variante se han detectado en La India, donde la enfermedad fue tratada durante décadas a partir de compuestos de antimonio, que actúa contra el sistema inmune.

Sin embargo, los sanitarios observaron que esta estrategia terapéutica no resultaba efectiva y, de hecho, en 2006 se cambió la pauta de tratamiento, al tiempo que el virus se volvía incluso más agresivo, cuando "normalmente la resistencia sólo es útil cuando un agente patógeno es bombardeado por los fármacos, mientras que el resto del tiempo es perjudicial para el organismo".

"Aunque no se puede probar totalmente, ya que obviamente no se puede experimentar con humanos", como reconoce el autor de estudio, lo que sí está claro es que este parásito "no sólo es más resistente a fármacos sino que además tiene un mejor 'fitness' para vivir en su huesped y ser más virulento contra ellos".