Describen los cambios cerebrales que predicen quién desarrollará dolor crónico

Actualizado 02/07/2012 11:14:41 CET
Actualizado 02/07/2012 11:14:41 CET

Describen los cambios cerebrales que predicen quién desarrollará dolor crónico

Publicado en 'Nature Neuroscience'

Dolor De Cabeza
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -    

   Investigadores de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, han llevado a cabo un estudio longitudinal de imágenes cerebrales con el fin de realizar un seguimiento a pacientes con una lesión en la espalda y determinar por qué, ante lesiones similares, algunas terminan con dolor crónico, mientras que otras se recuperan y continúan sin dolor. El resultado de la investigación, publicada en 'Nature Neuroscience', muestra que, literalmente, el dolor crónico se encuentra en la cabeza.

   El nuevo estudio muestra, por primera vez, que el dolor crónico aumenta la conexión entre dos secciones del cerebro -relacionados con el comportamiento emocional y motivacional. Cuanto más se comunican estas regiones, mayor será la probabilidad de que un paciente desarrolle dolor crónico. Este descubrimiento proporciona nueva información para tratar el dolor crónico, que afecta a entre 30 y 40 millones de adultos en los Estados Unidos.

   Los investigadores fueron capaces de predecir con una precisión del 85 por ciento, al inicio del estudio, qué participantes desarrollarían dolor crónico, en función de la interacción entre la corteza frontal y el núcleo accumbens.

   Según A. Vania Apakarian, autor principal del artículo, y profesor de Fisiología en Northwestern, "la lesión en sí misma no es suficiente para explicar el dolor continuo; más bien este dolor crónico está relacionado con la combinación entre la lesión y el estado del cerebro. Este hallazgo, es la culminación de 10 años de investigación".

   Cuanto más reacciona emocionalmente el cerebro a la lesión inicial, más probable es que el dolor persista después de que la lesión haya sanado. "Puede ser que estas secciones del cerebro estén más activas en ciertos individuos, o puede haber influencias genéticas y ambientales que predisponen a estas regiones del cerebro a interactuar a un nivel excitable", explica Apkarian.

   El núcleo accumbens es un importante centro de enseñanza para el resto del cerebro a la hora de evaluar y reaccionar ante el mundo exterior, y esta región del cerebro puede utilizar la señal del dolor para enseñar al resto del cerebro a desarrollar dolor crónico. Según los expertos, ahora se podrán desarrollar nuevas terapias para el tratamiento del dolor crónico, sobre la base de este hallazgo.

   Además, los participantes con dolor crónico que participaron en el estudio, también perdieron densidad de materia gris, lo cual está probablemente relacionado con un menor número de conexiones sinápticas, o encogimiento neuronal y glial (las sinapsis cerebrales son esenciales para la comunicación entre las neuronas).

   El dolor crónico es una de las condiciones clínicas más caras en los Estados Unidos, pero todavía no hay una terapia científicamente validada para esta enfermedad -entre todas las causas, el dolor de espalda es la condición de dolor crónico más frecuente.