Publicado 07/07/2022 13:39

Los dentistas trasladan al PP la "urgente" necesidad de regular la publicidad sanitaria

De izq. A dcha. Ana Pastor, Óscar Castro, Carmen Navarro y Elvira Velasco
De izq. A dcha. Ana Pastor, Óscar Castro, Carmen Navarro y Elvira Velasco - CONSEJO GENERAL DE DENSTISTAS

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, se ha reunido con la vicesecretaria general de Política Social del PP, Carmen Navarro, la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados y secretaria ejecutiva de Sanidad del PP, Ana Pastor, y con la portavoz de Sanidad del PP en el Congreso, Elvira Velasco, para trasladar la "urgente" necesidad de regular la publicidad sanitaria.

El encuentro ha sido organizado con el objetivo de insistir sobre los problemas que afectan a los más de 40.000 dentistas que trabajan en España. Además, Castro ha trasladado a Navarro, Pastor y Velasco la importancia de la modificación y correcta aplicación de la ley de sociedades profesionales.

Del mismo modo, ha informado sobre los "numerosos" casos de intrusismo profesional que sufre la Odontología y ha solicitado un "endurecimiento" de las penas por este tipo de delitos para que sean realmente disuasorias.

Otro punto que se ha abordado en la reunión ha sido la situación que atraviesan los jóvenes dentistas en nuestro país. Al no existir un 'númerus clausus' en las facultades de Odontología, cada año se gradúan aproximadamente 2.000 jóvenes, muchos de los cuales se ven obligados a emigrar a otros países porque en España "no encuentran trabajo o las condiciones laborales a las que se enfrentan son pésimas".

En este sentido, Castro ha recordado que España es el único de la Unión Europea, junto con Austria, que no tiene reconocidas las especialidades odontológicas, lo que supone un "agravio comparativo" de nuestros odontólogos frente a sus homólogos europeos.

Por último, les ha comunicado que considera "totalmente injusto" que se den ayudas millonarias a compañías gestionadas por fondos de capital riesgo, mientras que miles de dentistas autónomos están al borde de la quiebra o afrontando la crisis económica sin recibir ningún tipo de recurso.