La demanda de tratamientos de fertilidad se incrementa un 12% en los meses de verano

Actualizado 30/07/2012 13:40:35 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La demanda de tratamientos de fertilidad incrementa en los meses de verano (un 12%), señala la clínica de reproducción asistida Ginefiv, quien subraya la importancia de que la mujer evite la ingesta de alcohol y de que controle su peso para alcanzar su propósito.

En concreto, estos expertos aconsejan olvidarse del alcohol y tabaco, puesto que las fumadoras requieren, en ocasiones, de más medicación con gonadotropinas para estimular la ovulación. Asimismo, en el caso de fumar mucho, hay más posibilidades de sufrir abortos, gestaciones extrauterinas y complicaciones como placenta previa o prematuridad.

Desde la clínica recuerdan que la edad es un factor clave para lograr el embarazo y señalan que, cada año que la maternidad se retrasa, las posibilidades de quedarse embarazada se reducen un 5 por ciento, debido a la disminución de la calidad ovocitaria y reserva de óvulos. En este sentido, explican que, a partir de los 35 años, empieza a haber más dificultades para concebir e incrementa, además, la posibilidad de trastornos cromosómicos en el bebé y el riesgo de aborto.

Otros de sus consejos pasan por controlar el peso, al considerar que la obesidad se asocia a fallos en la ovulación y a un mayor riesgo de diabetes gestacional e hipertensión. Mientras que la delgadez extrema, puede reducir la producción de la hormona GnRH y alterar la ovulación así como afectar a la disponibilidad del revestimiento uterino para permitir que el embrión pueda implantarse en él.

INGESTA DE FRUTAS Y VERDURAS

En cuanto a la dieta, los expertos aconsejan la ingesta de alimentos con alto contenido en antioxidantes, como frutas y verduras; hierro y ácido fólico y ácidos grasos omega-3, al creer que pueden mejorar la calidad de los óvulos. Además, no recomiendan consumir alimentos elaborados con harinas refinadas, puesto que aumentan los niveles de insulina que interfieren negativamente en la ovulación.

Por último, subrayan la importancia de relajarse, ya que el estrés puede bajar el nivel de gonadotropinas y aumentar los niveles de prolactina que, a su vez, puede provocar la ausencia de ovulación. Además, aconsejan consultar con el profesional sanitario el tipo de medicación que la mujer está siguiendo.