Actualizado 22/06/2010 19:32

Defensor del Pueblo recibe "numerosas" peticiones de endurecen la ley del tabaco, y también quejas por sus consecuencias

Ve necesario adoptar medidas para reducir el consumo de tabaco y promover los derechos de los no fumadores

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Oficina del Defensor del Pueblo ha recibido "numerosas quejas" en las que se pide la aprobación de una normativa que ampliase la prohibición de fumar a todos los lugares públicos, como la que este martes toma en consideración el Congreso de los Diputados, según recoge el Informe Anual del Defensor del Pueblo 2009 presentado por su titular, Enrique Múgica, a los presidentes del Congreso y el Senado, José Bono y Javier Rojo, respectivamente. No obstante, también ha recibido "numerosas" quejas por sus posibles consecuencias "sociales y económicas".

En un apartado relativo a 'Medidas sanitarias frente al tabaquismo', el defensor señala que "un año más desde la aprobación de la ley se han recibido numerosas quejas en las que los ciudadanos manifestaban su mayor o menor conformidad con el contenido de la norma. En la mayoría de los casos --precisa--, reclamaban la aprobación de una norma más restrictiva que ampliase la prohibición de fumar a todos los lugares públicos para garantizar una mayor protección de los derechos de los no fumadores".

La propia Oficina recuerda la "necesidad de que se adopten medidas destinadas no sólo a reducir la inducción al consumo de tabaco, sino también a promover los legítimos derechos a la protección de la salud de los no fumadores".

MENOS QUEJAS POR INCUMPLIMIENTO EN LOCALES

No obstante, admite que, aunque "un buen número de ciudadanos ha demostrado un enorme interés y preocupación ante los efectos nocivos para la salud del tabaquismo, se ha visto considerablemente reducido el número de quejas referidas a una deficiente actuación por parte de los órganos administrativos motivada por le incumplimiento de la ley".

Respecto a la modificación de la ley que este martes aborda el Parlamento, la Oficina del Defensor del Pueblo "está recibiendo numerosas quejas que recogen la opinión personal de algunos ciudadanos sobre el endurecimiento de la ley y sus posibles consecuencias sociales y económicas".