Actualizado 23/04/2020 15:37:37 +00:00 CET

Defensor del Paciente pide transparencia en la compra de los test rápidos y hacerlos a toda la población

Dispositivo sanitario de la prueba test del PCR para detectar la infección por coronavirus a las personas desde su coche
Dispositivo sanitario de la prueba test del PCR para detectar la infección por coronavirus a las personas desde su coche - Álex Zea - Europa Press - Archivo

Sigue en directo la crisis del coronavirus en España y en el mundo

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Paciente ha solicitado que haya transparencia en la compra de los test rápidos, en cuanto a la eficacia de los mismos y su correcta utilización, y que se realice a toda la población y, especialmente, a los profesionales sanitarios, a los que trabajan en residencias, así como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, repartidores y trabajadores de supermercados, entre otros.

Del mismo modo, ha pedido que facultativos especialistas en microbiología experimentados en el diagnóstico del virus asesoren en las estrategias de utilización, indicación e interpretación de los resultados de estos test rápidos para que se utilicen de forma correcta; y que exista transparencia respecto a los equipos de expertos que están asesorando durante la pandemia por coronavirus, y que, a su juicio, también habría que incluir a las sociedades científicas de Medicina Intensiva, Urgencias, Medicina Interna, Neumología, Microbiología y Atención Primaria.

El Defensor del Paciente ha instado también a que los protocolos sean "consensuados, meditados y respetados" por toda la comunidad sanitaria; a que se realicen PCR a todas las personas con síntomas de coronavirus y que el resultado se obtenga en menos de 24 horas; a que haya una "constante" formación del personal sanitario implicado en la recogida, transporte y procesamiento de todas las muestras; y de que se contrate personal con experiencia en Microbiología Molecular.

Finalmente, la organización ha destacado la necesidad de que se potencie y favorezca el diagnóstico dentro del sistema público de salud por profesionales especialistas con experiencia y "no se activen o deriven pruebas de forma innecesaria a laboratorios privados con medios, experiencia y capacitación de sus profesionales muy inferiores a los del sistema público de Salud salvo una necesidad que actualmente no existe".