El Defensor del Paciente contabilizó 508 muertes por negligencia médica en 2005

Actualizado 07/01/2006 14:34:30 CET

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación El Defensor del Paciente (ADEPA) recibió durante el pasado año un total de 12.037 reclamaciones relacionadas con presuntas negligencias médicas, lo que significa un aumento de 281 casos más que en 2004. Asimismo, contabilizó 508 casos de fallecimientos también provocados, según esta asociación, por negligencias médico-sanitarias, lo que supone 31 muertes menos que en el año anterior.

Estos datos forman parte de la Memoria de 2005 de ADEPA presentada hoy en Madrid en rueda de prensa por la presidenta de la Asociación, Carmen Flores, quien aseguró que durante los pasados 12 meses se efectuaron más de 70.000 denuncias sanitarias ante el Ministerio de Sanidad, las diferentes consejerías del ramo de las comunidades autónomas, el Defensor del Pueblo o los propios servicios de Atención al Paciente de la red hospitalaria.

En lo que se refiere a las recibidas por ADEPA, la presidenta de la Asociación estimó que un 40 por ciento de las 12.037 contabilizadas acabarán ante los tribunales. Aunque señaló que no disponía del número de sentencias ya firmes dictadas en 2005, afirmó que el número de demandas judiciales favorables tendrán en los próximos meses un aumento de entre el 10 y el 20 por ciento.

MADRID, A LA CABEZA DE RECLAMACIONES

Por comunidades autónomas, Madrid es el ámbito geográfico donde el Defensor del Paciente ha recibido más denuncias (en concreto 3.989 casos). Flores hizo especial hincapié en la situación de esta comunidad, sobre todo por las demoras en atención a los pacientes en Urgencias, la escasa dotación de ambulancias y el retraso en llegar a los lugares donde se las necesita, así como "la mentira" en la supuesta reducción de las listas de espera.

Más aún, recomendó a los madrileños que llamen al SAMUR o al 061 en caso de necesitar asistencia médica urgente porque, según afirmó, recurrir a Emergencias 112 "es resignarse a morir".

En este sentido, apuntó como responsables de la situación a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y al consejero de Sanidad, Manuel Lamela, aunque reprochó su actitud a la oposición porque "sólo critica y no actúa". También recriminó a Aguirre que invierta fondos económicos en "campañas de marketing" sobre reducción de listas de espera en lugar de invertirlos en la mejora de la asistencia sanitaria.

Flores se refirió especialmente a la polémica del Hospital Severo Ochoa, denunciando la "lamentable politización" que en su opinión se realizó sobre las sedaciones porque los médicos no advirtieron a los familiares de los pacientes que sus familiares sedados fallecerían en las 24 horas siguientes.

ANDALUCIA, SEGUNDA CON MÁS RECLAMACIONES

La Comunidad Autónoma de Andalucía es el segundo territorio con más casos presentados (con un total de 1.102 denuncias). La presidenta de la Asociación se refirió en concreto al Hospital Costa del Sol, donde aseguró que el número de mortalidad en parturientas y en recién nacidos es superior al de la media nacional, así como el de bebes con parálisis cerebral, siempre según la presidenta de ADEPA.

Por comunidades con más denuncias, detrás se sitúan la Comunidad Valenciana (956 casos), Castilla y León (915 casos), Cataluña (909 casos) y Galicia (701 casos). Por el contrario, Ceuta y Melilla (20 casos), La Rioja (65 casos), Navarra (67 casos) y Baleares ( 119 casos) son los territorios con menor número de reclamaciones y quejas por asistencia sanitaria recibidas por la asociación.

"DETERIORO IMPORTANTE DEL SISTEMA SANITARIO"

Flores señaló que en 2005 se produjo "un deterioro muy importante" tanto en la sanidad pública como privada. "Estos datos tienen que dar un toque de atención a la Administración Sanitaria y a la propia ministra, Elena Salgado, a pesar de que las competencias estén transferidas --continuó--. No se puede estar dando dinero sin luego controlar en qué se gasta, y además se invierte demasiado en la privada y demasiado poco en la pública".

Tras reiterar que la solución pasa por aumentar la inversión en la sanidad pública, incrementando el número de médicos para mejorar la atención al ciudadano, Flores recordó a Salgado que "tiene la obligación de velar por la vida y la salud de los ciudadanos". "La solución es la inversión en la sanidad pública para arreglar las graves deficiencias en lugar de dar mucho a la sanidad privada", agregó.

NIÑA FALLECIDA EN MURCIA

Por otra parte, Flores aprovechó la rueda de prensa para referirse al caso de la niña de cinco años que falleció la pasada semana en un hospital de Murcia tras serle practicada en Alicante una intervención para retirarle dos dientes de leche. En este sentido, calificó de "impresentables" las declaraciones del médico que la atendió, quien según Flores se refirió a la condición social de la menor y su familia en vez de explicar los motivos que causaron su muerte.

"Si la niña tenía una infección en las encías, tenía que habérsele aplicado un tratamiento antibiótico y no quirúrgico . Además, hay que tener mucho cuidado con la dosis del fármaco que se utilizó y es necesaria una monitorización --señaló--. En lugar de pedir perdón a los padres, critica a la familia por sus condiciones humildes".