Publicado 22/03/2021 11:54CET

Defensa de Sanidad Pública rechaza que mutuas y empresas privadas participen en la vacunación contra la COVID-19

AYUNTAMIENTO DE BLANES

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha rechazado la intervención de las Mutuas y los servicios médicos privados de las empresas en la vacunación contra la COVID-19, tal y como ha propuesto la iniciativa 'Sumamos Salud y Economía', apoyada por la Fundación CEOE.

"Consideramos que esta privatización de la vacunación produce graves perjuicios a la misma porque utilizaría fondos económicos y recursos humanos y materiales necesarios para la Sanidad Pública en detrimento de ésta, y deja el campo abonado para que con el protagonismo privado en la gestión del acceso de la población al derecho público a la vacunación lo exponga a la arbitrariedad, favoritismos y otras formas de corrupción", defienden en un comunicado.

Según FADSP, las medidas deberían ser "exigir la universalización de las vacunas" para que la Unión Europea declare Licencias Obligatorias para las mismas, lo que permitiría fabricarlas a todos los países a precios asequibles y justos. "Es evidente que hasta ahora los problemas de la vacunación han venido por la falta de vacunas disponibles y no por la ausencia de un dispositivo sanitario para administrarlas", argumentan.

De la misma forma, defienden que "el mecanismo natural de vacunación" son los centros de salud, es decir la Atención Primaria, que "tiene la experiencia, los conocimientos y la cercanía a la población que se precisa en una campaña de vacunación masiva". "Evidentemente es necesario un refuerzo de medios humanos y de material que en algunas CCAA, desgraciadamente no en todas, se ha realizado", puntualizan.

"Por lo tanto, rechazamos totalmente una maniobra más de privatización sanitaria que se utiliza para ampliar la derivación de fondos públicos hacia el sector privado. La verdadera apuesta por la Salud y la Sanidad Pública pasa por garantizar vacunas suficientes para todas y todos y una Sanidad Pública debidamente dotada de recursos para cumplir con el objetivo de administrarlas", concluyen.