Publicado 28/10/2021 17:39CET

Darias reafirma ante los países iberoamericanos el compromiso de España con la donación de dosis

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante su visita al hospital Virgen de la Arrixaca, a 28 de octubre de 2021, en el Palmar, Murcia, (España).
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante su visita al hospital Virgen de la Arrixaca, a 28 de octubre de 2021, en el Palmar, Murcia, (España). - Edu Botella - Europa Press

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha reafirmado este jueves el compromiso del Gobierno de España con impulsar la vacunación global frente a la COVID-19 y llegar a los 30 millones de dosis donadas antes de que finalice el primer trimestre de 2022.

Así lo ha subrayado durante su intervención en la XVI Conferencia Iberoamericana de Ministros de Salud, que se ha celebrado este jueves de forma virtual desde Santo Domingo (República Dominicana).

Darias ha recordado el compromiso adquirido por el presidente Sánchez el pasado mes de abril durante la Cumbre Iberoamericana de Andorra, en el que se comprometió a la donación de 7,5 millones de sueros a América Latina y el Caribe a través del mecanismo COVAX, liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este hito se cumplió el pasado mes de septiembre y ya son más de 10 millones las dosis de vacunas entregadas por España al mecanismo COVAX, la mayoría de las cuales están llegando a países de Latinoamérica como Nicaragua, Guatemala, Argentina, Colombia, Perú, o Paraguay, entre otros.

"Lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo. Es nuestra responsabilidad. Hoy somos el primer donante europeo en la región", ha subrayado la ministra de Sanidad, quien ha puesto en valor los lazos de hermandad históricos que unen a España con Latinoamérica. "Solo con solidaridad podemos superar esta crisis y curar las heridas de nuestras sociedades", ha asegurado Darias, recordando las palabras del presidente Sánchez al respecto.

La ministra de Sanidad ha subrayado, asimismo, la oportunidad que la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 supone para "convertir las lecciones aprendidas en políticas públicas que refuercen las capacidades de nuestros sistemas nacionales de salud".

En este sentido se ha referido al enfoque 'One Health', a la necesidad de apostar por la cobertura sanitaria universal y por el reforzamiento de los sistemas sanitarios para convertir la salud global en un asunto de Estado.