Actualizado 09/02/2010 19:36

Daños selectivos en el cerebro modulan la espiritualidad

Cerebro
Wikimedia Commons

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Udine en Italia han realizado un estudio que proporciona información sobre los cambios cerebrales que podrían subyacer a las alteraciones en las actitudes espirituales y religiosas. El estudio, que se publica en la revista 'Neuron', explora las bases neurales de la espiritualidad mediante el estudio de pacientes antes y después de una cirugía que les eliminó un tumor cerebral.

Según explica Cosimo Urgesi, director del trabajo, "los estudios de neuroimagen han vinculado la actividad con una gran red cerebral que conecta las cortezas frontal, parietal y temporal con las experiencias espirituales pero se carece de información sobre el vínculo causal entre tal red y la espiritualidad".

Los investigadores estaban interesados en descubrir un vínculo directo entre actividad cerebral y espiritualidad. Se centraron específicamente en la característica de la personalidad llamada auto-transcendencia (AT), que se cree es una medida de la emoción, pensamiento y conductas espirituales en los humanos. La AT refleja un menor sentido del yo una capacidad para identificarse como parte integral del universo como un todo.

Los investigadores combinaron análisis de puntuaciones de AT obtenidas de pacientes de tumor cerebral antes y después de haber sido operados para extirpar su tumor, con técnicas avanzadas para analizar la localización exacta de las lesiones cerebrales tras la cirugía.

"Este método nos permitió explorar los posibles cambios de AT inducidos por las lesiones cerebrales específicas y el papel causativo jugado por las estructuras frontal, temporal y parietal en las diferencias interindividuales en AT".

El grupo descubrió que el daño selectivo en las regiones parietales izquierda y derecha posterior inducía un aumento específico en AT. "Nuestro estudio de análisis de síntomas-lesiones es la primera demostración de un vínculo causativo entre el funcionamiento cerebral y la AT", afirma Urgesi.

El investigador explica que los daños en las áreas parietal posterior inducían cambios muy rápidos de una dimensión de la personalidad estable asociada con la conciencia auto-referencial transcendental. Por ello, la actividad neural parietal anómala podría estar en la base de actitudes y conductas espirituales y religiosas.

Estos resultados podrían incluso conducir a nuevas estrategias para tratar algunas formas de enfermedad mental. Según los investigadores, si un rasgo de personalidad estable como la AT puede pasar por cambios rápidos como consecuencia de lesiones cerebrales, ello indicaría que al menos algunas dimensiones de la personalidad podrían ser modificadas influyendo sobre la actividad neural en áreas específicas.