Publicado 27/07/2021 15:21CET

CyL evidencia una tendencia a la ralentización de contagios y cree que la quinta ola ha tocado techo

VALLADOLID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha evidenciado una tendencia a la ralentización de los contagios por coronavirus en Castilla y León y ha considerado al respecto que la quinta ola, cuya curva de desaceleración ha comparado con la de la segunda, podría haber tocado techo.

Este es uno de los mensajes que ha trasladado la consejera de Sanidad en la habitual rueda de prensa de los martes para analizar la evolución de la pandemia del coronavirus en Castilla y León que se sitúa en estos momentos como la quinta comunidad en incidencia acumulada a los 14 días --824 casos por cada 100.000 habitantes-- y como la séptima a los 7 días, con 377.

"Se mantiene la tendencia a la ralentización de los contagios", ha aseverado Casado que ha insistido en esa sensación de tendencia de "ligero descenso" en todas las provincias que, en cualquier caso, ha advertido, siguen en situación de riesgo "muy alto" y en los municipios de más de 20.000 habitantes, que también bajan la tendencia "de manera contenida".

Dicho esto, Casado ha advertido de la incidencia en Burgos, con un 1.655 casos; Miranda de Ebro, con 1.280; Palencia, con 1.257, Soria, con 1.170; Aranda de Duero, con 891, o Valladolid, con 839, y se ha referido a tendencia al alza en Ávila y en Medina del Campo.

Por grupos de edad, ha reconocido que Castilla y León supera la media del país en todas las edades para insistir en que la quinta es "la ola de los jóvenes", con el grupo de 12 a 29 años como el más afectado por el nivel de contagios que también están afectando a los menores de 12 y a la franja de población de 30 a 39 años.

La "esperanza", ha significado Casado, está en el índice reproductivo básico que se sitúa en el 0,91 y, por lo tanto, por debajo del uno durante "varios días". "Es muy, muy significativo pero se siguen produciendo contagios, más de los que deberíamos", ha manifestado la consejera que ha explicado el número de contagios en los jóvenes en la mayor movilidad de este grupo de población y en las variantes que circulan en estos momentos por el país, con un 40 por ciento tanto para la alfa como para la delta y un 14 por ciento para la beta en el caso de Castilla y León.

Respecto a los brotes, ha apuntado a que "parecen contenerse" los del ámbito social mientras que crecen los relacionados con los ámbitos familiar y sociosanitario por lo que ha llamado una vez más a la necesidad de ser "muy cautelosos", ya que "aunque afortunadamente las vacunas protegen", todavía hay contagios que están aumentando la presión asistencial, principalmente en enfermería y médicos de familia.

Casado ha cifrado los "fallos de vacunación" en 4.631 casos en Castilla y León, la mayor parte en inmunizados con Pfizer, con 3.312 casos, seguidos de 521 que recibieron AstraZeneca, 521 Janssen y 220 Moderna, aunque en porcentaje el mayor "fallo de vacunación" se da en Janssen con un 0,68 por ciento de casos, el 0,39 por ciento en AstraZeneca y el 0,36 por ciento en Pfizer.

Verónica Casado ha admitido que esta quinta ola está siendo "especialmente dura" por la época del año en la que se ha producido, con sanitarios en vacaciones, con una "clara repercusión" en el sistema asistencial que "se está haciendo notar", a lo que ha añadido que todas las bolsas de contratación están "a cero", lo que hace "especialmente difícil" contratar a más personas para cubrir la ausencia de unos profesionales "cansados".

En este sentido, ha informado de que Castilla y León aprovechará la reunión del Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial que se reunirá el jueves para exigir la "ineludible" planificación a corto, medio y largo plazo de unas plazas cubiertas en su totalidad que permita ajustar las plazas a las necesidades del sistema y que en el caso de la comunidad castellanoleonesa ha cifrado en 778.