Publicado 07/10/2020 14:16CET

Cvirus.- Sánchez reclama unidad y sitúa en la antipolítica a los que "buscan culpables, a menudo imaginarios"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española. - MONCLOA

Admite que han diseñado "un escenario de esperanza", cuando aún no se ha superado "el momento sombrío", pero pide convertir el golpe brutal "en una oportunidad de avance"

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles que "nunca" España ha necesitado tanto la unidad para salir de una situación de crisis como la que ha provocado la pandemia del coronavirus y, por ello, ha vuelto a hacer un llamamiento a todas las fuerzas políticas para que opten por la colaboración y el camino de la política y no por el de la "antipolítica", que "sólo sirve para buscar culpables, a menudo imaginarios" y "enfrentar a la sociedad".

Así lo ha asegurado durante la comparecencia que ha protagonizado en Moncloa para exponer, de forma telemática ante todos los miembros de sus Gobierno, los agentes sociales y los embajadores de la Unión Europea, el llamado 'Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española' para hacer frente a la crisis y modernizar la economía española, que remitirá próximamente a Bruselas, para recibir los fondos acordados.

En su intervención, Sánchez ha pedido que el "clima de unidad, coordinación y de arrimar el hombro" que se vive, a su juicio, en la Unión Europea --y que hizo posible ese acuerdo de los fondos, "se extienda al ámbito de los partidos políticos con representación parlamentaria", con un claro llamamiento al PP, al reclamar, en concreto, la necesidad de poner fin a "cualquier bloqueo institucional".

"Tras esta crisis del COVID-19, se alzan dos posibles respuestas: la política o la antipolítica. La política sirve buscar puntos de acuerdo, encontrar soluciones desde la diferencia, y la antipolítica solo sirve para señalar culpables, a menudo imaginarios, para fomentar el odio y para enfrentar a la sociedad", ha avisado.

COLABORACIÓN EN LUGAR DE LA "TRIFULCA"

En esta línea, Sánchez ha avisado de que España se encuentra en estos momentos en "una encrucijada decisiva" y de que, ante ella, "la política puede tomar el camino de la colaboración, o el camino de la trifulca".

"Desde luego el Gobierno de España opta por el camino de la colaboración porque nada bueno obtendrá nadie por el segundo camino, solo sumará desazón, rabia, inseguridad, que es lo que sufren millones de ciudadanos por la pandemia", ha enfatizado. No obstante, Sánchez se ha mostrado convencido de que "España va a tomar el camino de la política, del acuerdo y va a abandonar el de la antipolítica".

Asimismo, el presidente ha admitido que es consciente de que, con este Plan de Recuperación, han diseñado desde el Gobierno "un escenario de esperanza", cuando aún no se ha superado "el momento sombrío" al que arrastró la pandemia. "Pero a la vez que superamos la emergencia, debemos elevar la mirada más allá y planear el próximo avance colectivo que nos aguarda", ha apostillado.

"Estos momentos amargos pasarán, y en medio de estos duros momentos, es cuando debemos sobreponernos a este golpe brutal y convertirlo en una oportunidad de avance", ha defendido, antes de señalar que, por ello, es preciso enfrentar el "mayor reto" desde el restablecimiento de la democracia, con "ambición" y con "alguna dosis de entusiasmo".

"NI DESERCIÓN NI INDIFERENCIA"

Así, ha advertido de que este momento no permite "la deserción" ni la "indiferencia", y ha vuelto a hacer un llamamiento a "la unión y la voluntad en busca de un bien común". "Tenemos un reto difícil pero apasionante. Merecerá la pena", ha asegurado. "Lo hicimos antes, y lo volveremos a hacer, solo necesitamos querer y confiar. Porque si España quiere, y claro que quiere, España puede, y claro que podrá", ha zanjado.

Sánchez ha realizado su exposición desde la Moncloa, en un acto en el que el público ha asistido de forma telemática, por videoconferencia, a través de dos grandes pantallas situadas frente al presidente.

Además de los vicepresidentes y los ministros del Gobierno, estaban invitados los representantes de los sindicatos, la patronal, los embajadores de los 27 países miembros de la Unión Europea, presidentes y altos ejecutivos de empresas españolas, directivos de medios de comunicación y representantes de distintos sectores de la sociedad civil.

El jefe del Ejecutivo ha aprovechado para anunciar que el Plan de Recuperación, con el que pretende impulsar la "segunda modernización" de la economía española, movilizará 72.000 millones de euros de los fondos europeos en los próximos tres años, periodo en el que aportará un crecimiento de 2,5 puntos porcentuales de PIB al año y creará en conjunto más de 800.000 puestos de trabajo.

También ha detallado que el Gobierno adelantará 27.000 de esos 72.000 millones en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, para los que ha vuelto a pedir el apoyo de todas las fuerzas políticas. "La urgencia derivada de la pandemia sanitaria trasciende las lindes de los partidos, reclama la unión en el esfuerzo de la recuperación y la transformación del país", ha reclamado.

Contador