Publicado 13/04/2021 15:17CET

Cvirus.- Sánchez admite que vienen "semanas complicadas" tras Semana Santa pero reafirma que se podrá levantar la alarma

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros en Moncloa, a 13 de abril de 2021, en Madrid (España)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros en Moncloa, a 13 de abril de 2021, en Madrid (España) - EUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL - Europa Press

Insiste en que el Consejo Interterritorial puede tomar decisiones de "obligado cumplimiento" y que hay marco jurídico suficiente

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido este martes que las próximas semanas serán "complicadas, como consecuencia de los efectos de la Semana Santa", pero ha asegurado que gracias a la aceleración de la vacunación que prevé y al marco jurídico con el que cuentan las comunidades autónomas será posible levantar el 9 de mayo el estado de alarma.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa tras el Consejo de Ministros, por segunda semana consecutiva, en la que ha presentado las líneas generales del Plan de Recuperación que aprobará y remitirá próximamente a Bruselas.

Al ser preguntado sobre la petición del lehendakari, Iñigo Urkullu, de prorrogar el estado de alarma, Sánchez ha defendido que el escenario es "completamente distinto" al de hace meses, gracias a ritmo que está cogiendo la vacunación y también al desarrollo de la cultura de la cogobernanza, que tiene como epicentro el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

ELUDE LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Es más, al ser preguntado sobre si tiene previsto volver a reunir la Conferencia de Presidentes, tal y como le ha pedido el líder del PP, Pablo Casado, Sánchez no ha contestado explícitamente, pero ha dado a entender que no está en sus planes, al asegurar que el Consejo Interrtitorial es "el escenario" donde reside "el corazón de las decisiones de las medidas que se tienen que poner en marcha".

A este respecto, ha vuelto a defender que el Tribunal Supremo ha avalado que las decisiones de este órgano son "de obligado cumplimiento", al rechazar los recursos presentados por formaciones políticas contra las medidas adoptadas por el CISNS, como el de Vox contra el cierre perimetral de Madrid en Semana Santa.

Por ello, ha reafirmado que el marco jurídico existente es suficiente para que las comunidades hagan frente a la pandemia una vez decaiga el estado de alarma, rechazando así la petición del PP de impulsar una nueva ley de pandemia, o la consideración del Consejo de Estado de actualizar la ley de salud de 1986 que da cobertura a las medidas de los gobiernos autonómicos, con el aval judicial.

"El marco jurídico en el que se van a desenvolver las comunidades va a seguir siendo ese Consejo Interterritorial y el control de los tribunales. Por lo tanto, a lo largo de estos meses de pandemia somos muy conscientes de que tenemos suficientes herramientas para abordar con garantías la pandemia en este estadio", ha enfatizado.

"ESCENARIO COMPLETAMENTE DISTINTO" AL DEL VERANO PASADO

Y a continuación, ha recalcado que el "estadio ahora es un proceso de vacunación que se va a intensificar durante las próximas semanas". "Estamos vacunando y poniendo dosis a medio millón de personas al día", ha celebrado.

"Es un escenario completamente distinto al que hemos vivido en verano porque la vacunación es muy intensa. El escenario es completamente distinto al de hace unos meses", ha reiterado.

No obstante, ha reconocido que "la pandemia evidentemente continúa" y que hay que seguir actuando con "absoluta prudencia", sobre todo porque, según ha pronosticado, va a haber "semanas complicadas como consecuencia de los efectos de la Semana Santa". "Pero contamos con instrumentos y herramientas jurídicas y con un proceso de vacunación cada día más intenso", ha zanjado.