Publicado 30/11/2020 12:48CET

Cvirus.- Los Jaume I prevén "un pequeño repunte" tras la Navidad y defienden que las vacunas son "seguras y eficaces"

Premios Jaume I 2020
Premios Jaume I 2020 - FUNDACIÓN PREMIOS JAUME I

VALÈNCIA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El premio Rey Jaume I Investigación Médica 2020, Miguel Beato del Rosal, ha defendido este lunes aplicar medidas restrictivas esta Navidad para frenar una posible tercera ola de la pandemia, aunque "sin duda" habrá un "pequeño repunte" tras las fiestas. No obstante, ha destacado que también "hay más conciencia social para tolerar que esta Navidad van a ser distinta" y en sentido ha apelado a "la responsabilidad individual" en las reuniones familares y sociales.

Al respecto, ha explicado que las decisiones sobre las medidas que se van a tomar en Navidad son "muy distintas" en las distintas regiones y países para "impedir" es que "inmediatamente" después de las fiestas se registre una tercera ola de la pandemia y en este sentido ha defendido que es "razonable" que se pongan "límites".

No obstante, ha destacado que la población "está empezando a entender" que las restricciones que se han impuesto hasta ahora "han surgido efecto" para "frenar" la segunda ola y por ella ha resaltado que "hay más responsabilidad social para tolerar que estas Navidad van a ser distintas y que no va a ser posible celebrarlas del mismo modo".

En esta línea, ha resaltado que la población "se está haciendo más consciente de que hay que tener cuidado" porque "ya tenemos una experiencia y no nos pilla por sorpresa" y ha pedido "confiar un poco más responsabilidad individual".

FIABILIDAD DE LAS VACUNAS

Por otra parte, la Premio Rei Jaume I Nuevas Tecnologías 2020, Laura Lechuga, ha avanzado que este mismo lunes el Grupo de Trabajo Multidisciplinar que asesora y apoya al Ministerio de Ciencia e Innovación en materias del COVID-19 y desde hace una semana también al de sanidad, del que forma parte, publicará un informe sobre las vacunas para explicar las diferencias que existen y ayudar a la población a entender su desarrollo.

Al respecto, ha recalcado que todas las vacunas que son aprobada por las Agencias reguladoras del medicamento son "eficaces" y hay que "confiar plenamente" en "su seguridad y fiabilidad". Por ello, ha subrayado que "la única recomendación es vacunarse" y aunque "durante todo 2021 estaremos aún en esta situación, porque puede que haga faltan dos dosis para inmunizar a una personas, ya se ve la luz al final del túnel".

"Yo sí sería el primero en ponerme la vacuna", ha recalcado el Premio Rey Jaume I Investigación Médica 2020 ante las reticencias que muestra parte de la población.

Por su parte, el Premio Rey Jaume I Economía 2020, Diego Puga, que también pertenece a este grupo de trabajo, ha recalcado que todos sus informes y consejos que trasladas al Ministerio son públicos y de hecho puede consultarse en la web del ministerio.

Así, han apuntado que salvo la vacuna rusa, de la que han cuestionado que haya seguido los mecanismos de seguridad pero que han recalcado que no vendrá a España, el resto de vacuna sí que han cumplido todos los controles y de hecho ha destacado que "los contratiempos" que se observan demuestran que "los mecanismo funcionan". "Si se ha ido más rápido no ha sido por saltarse pasos de seguridad sino por el esfuerzo enorme para acortar plazos trabajando más y con más recursos", han recalcado.

ANTÍGENOS, NO PARA CRIBADOS MASIVOS

Por su parte, la Premio Rey Jaume I Nuevas Tecnologías 2020, Laura Lechuga, ha insistido en que los test de antígenos actuales "no están pensados para cribados masivos como muchas comunidades autónomas intentan vender" porque entre un 10 y un 15% dan falsos negativos.

Así, ha explicado que test de antígenos son "excelentes" para lo que han sido diseñados, confirmar los positivos en personas con síntomas, pero no puede usarse para cribados masivos porque hay cierta posibilidad, entre un 10 y un 15%, de que den falso negativo y el resultado se debe validar con una PCR. Además, sus resultados son solo fiables entre el primer y el séptimo día de la infección.

Por contra, ha destacado que el dispositivo de antígenos que está desarrollando permite con una fiabilidad cercana al cien por cien no solo diagnosticar un positivo sino cuantificar la carga viral, una información "muy útil para los médicos".

Al respecto, ha explicado que este proyecto europeo CoNVaT, que ella lidera desde el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) desde principios de marzo, es un dispositivo de antígenos que funciona de forma "muy similar" al que emplean los diabéticos para medirse la glucosa. De este modo, el dispositivo es el mismo y basta cambiar el cartucho para poder ser "usado muchas veces" y diagnosticar a personas.

La diferencia con los test actuales de antígenos es que estos, como un test de embarazo "solo te dice sí o no", pero "no te da un valor numérico de cuál es la carga viral y del número de anticuerpos que ha generado un paciente", mientras que su tecnología sí que lo cuantifica con "una fiabilidad cercana al cien por cien" ya que "atrapa" el virus completo.

"Somos científicos y ahora hay que ver cómo se valida esto para transferirlo al sector industrial español, un engranaje entre el sector académico y el industrial que no está bien resuelto en nuestros país", ha constatado.

Lo más leído

  1. 1

    El sueño es irremplazable para la recuperación del cerebro: no hay otra alternativa a dormir

  2. 2

    Respuestas a las dudas más frecuentes sobre la vacunación COVID-19

  3. 3

    Illa defiende que las comunidades autónomas disponen de "herramientas legales suficientes" para doblegar la tercera ola

  4. 4

    La dieta mediterránea retrasa la aparición del Parkinson

  5. 5

    Estirar es más efectivo que caminar para reducir la hipertensión, pero no para disminuir grasa corporal