Actualizado 11/04/2020 11:46:56 +00:00 CET

La Generalitat catalana rechaza el plan del Gobierno y pide que el desconfinamiento no empiece hasta finales de abril

Rueda de prensa telemática de la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Joan Guix, el 11/4/2020, sobre coronavirus
Rueda de prensa telemática de la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Joan Guix, el 11/4/2020, sobre coronavirus - @GOVERN

Recomienda a la población quedarse en casa y teletrabajar la próxima semana

Sigue en directo la crisis del coronavirus en España y en el mundo

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha defendido este sábado que el desconfinamiento por el coronavirus empiece de forma escalonada y progresiva a finales de abril, y no antes: "Si la evolución sigue así, la previsión es que podríamos iniciar el confinamiento desescalado a finales de abril".

En rueda de prensa telemática, ha dicho que la curva de contagios a día de hoy no está suficientemente abajo, por lo que está en desacuerdo con el Gobierno en que los trabajadores de servicios no esenciales vayan a trabajar desde la próxima semana: "Los expertos nos indican que una apertura precipitada del confinamiento puede suponer un incremento de casos".

La consejera ha considerado que en los siguientes días no se debe poner en riesgo todo el esfuerzo de la población y de los sanitarios, y ha alertado de que, si se cambian las medidas de confinamiento, podría cambiar la evolución de la pandemia que ahora "está controlada".

"No nos la podemos jugar", ha dicho, y ha añadido que las medidas de desconfinamiento deberían llegar 14 días después de alcanzarse el pico de los contagios, y cree que el Gobierno las marca mirando el calendario de Semana Santa en vez de observar los datos.

Preguntada por el margen de maniobra de la Generalitat para ordenar como debe ser el desconfinamiento, ha contestado que se trata de un margen muy poderoso: el de "la responsabilidad y el diálogo con la población", aconsejando que la gente se quede en su casa y teletrabajando, en la medida de lo posible.

1.600 CRÍTICOS

Ha puntualizado que Salud ha conseguido estabilizar la cifra de pacientes críticos en unas 1.600 personas, y que se ha aumentado la capacidad del sistema sanitario tanto como se ha podido, pero ha alertado que no servirá de nada si no se sigue conteniendo la epidemia: "La precipitación pone en riesgo a la población".

El secretario de Salud Pública, Joan Guix, ha expuesto el plan que defiende la Generalitat para este desconfinamiento, que ha planteado que sea en tres fases, consistentes en un primer retorno de las personas sanas a su puesto de trabajo, apertura de bares y restaurantes, y finalmente de equipamientos culturales y centros educativos, pero manteniendo las medidas de distanciamiento social e higiénicas.