Actualizado 22/02/2011 13:48:44 +00:00 CET

Cervera asegura que los incidencias en la Fe son "normales"

Nuevo hospital La Fe
GVA

VALENCIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller valenciano de Sanidad, Manuel Cervera, ha destacado que las incidencias que se registran en el nuevo hospital La Fe son las "más que normales" en un traslado de estas características en los primeros días y semanas aunque ha recalcado que se van solventado con "eficiencia, eficacia y rapidez".

De hecho, tras presentar la nota informativa sobre el consumo farmacéutico, ha explicado que se cuenta con un equipo para solucionar estos problemas y herramientas informáticas para que los profesionales viertan sus comentarios.

Así, ha señalado que la adaptación de un centro de trabajo con 6.000 profesionales de una planificación "contundente y real" de un grupo de expertos a la puesta en marcha supone "un rodaje de tecnología, electrónica y funcionamiento que puede acarrear incidencia los primeros días o semanas" pero que "tratamos de mejorar día a día".

Al respecto, ha señalado que las "incidencias se van resolviendo con los rodajes" y ha puesto el ejemplo de otros traslados en grandes centros de trabajo o hospitales donde hubo que resolver exceso de luz en los despachos o electricidad estática que daba a los profesionales. Además, ha resaltado que diferencia de otros traslado de hospitales grandes estas deficiencias se están solucionando con "eficiencia, eficacia y rapidez".

En concreto, sobre los fallos de electricidad ha explicado que los ingenieros están adaptando las incidencias a una herramienta electrónicas que es "la más potente". Además, respecto a las críticas por falta de espacio en la sala de espera del Urgencias Pediátricas, ha indicado que en el centro de Campanar no existía y que tanto el jefe del servicio como la supervisora les ha pedido "tiempo" porque las primeras semanas "puede influir por la novedad del centro el acompañamiento de más familiares a los menores". Con todo, ha recalcado que ya disponen de la solución ya que cuenta con un espacio anexo de 200 metros que se podría incorporar sin necesidad de efectuar obras.

"El traslado ha sido un éxito, pero el trabajo constante en el día a día es lo que marcará el exito del centro y se irán solventando diariamente", ha ahondado. "Magia no hacemos, pero trabajo y resolución de problemas lo seguiremos haciendo todos los días", ha apostillado.

Por otro lado, ha comentado sobre la fecha de inauguración del nuevo centro: "en estos momentos esa cuestión me preocupa cero". Así, ha recalcado que su única preocupación es "seguir trabajando con todo el equipo para que podamos ir encajando a los profesionales y que cada vez estén más a gusto y los pacientes se encuentren con circuitos rápidos. "No seré yo el que haga el anuncio ni se preocupe por la fecha", ha insistido.