Los proveedores sanitarios exigen a Rosado un plan de pagos y advierten de que su paciencia "se acaba"

Actualizado 10/11/2011 15:33:50 CET

VALENCIA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Proveedores Sanitarios enviará esta semana una carta al conseller de Sanitat, Luis Rosado, para exigirle que aclare "si va a seguir negociando" y si se va a establecer un plan de pagos como en otros sectores. Así, le darán un periodo "de cortesía" de una semana para que conteste y, de no hacerlo, entenderán que "no va a hacer nada" y tomarán "todas las medidas" que les permite la ley. "La paciencia se está agotando", ha asegurado.

Así se ha pronunciado en declaraciones a Europa Press el portavoz de la plataforma, Vicente Peiró, después de la reunión de la junta directiva de la misma celebrada en la tarde de este miércoles, en la que los proveedores plantearon la necesidad de que se establezca con el sector un plan de pagos, como ha ocurrido con el farmacéutico.

"Sé que no pueden pagar de golpe, pero queremos que al menos me digan cuándo cobraré. Más o menos todo el mundo va avanzando, como las farmacéuticas o el turno de oficio. Queremos una solución similar", ha insistido Peiró.

Por ello, la plataforma enviará este jueves o viernes una misiva al titular de Sanitat, después de "un mes esperando la solución sin saber nada", en la que le pedirán "por favor que diga si va a seguir negociando o si eso se ha acabado". Peiró ha recalcado que se trata de "el último escrito" que le dirigirán y que, a partir de ahí, le darán "un tiempo de cortesía para que responda", de entre una semana y 9 días.

"Si no lo ha hecho, es que no tiene ninguna intención y nos plantearemos todas las acciones que nos permite la ley. Y cuando digo todas son todas", ha aseverado el portavoz de la plataforma, que ha subrayado que la paciencia de las empresas del sector "ya se está acabando". "Llevamos desde marzo, ya está bien", ha agregado.

En cualquier caso, los proveedores han mostrado su voluntad de llegar a acuerdos que permitan establecer un plan de pagos: "queremos ir a negociar, no a que nos cuenten películas", ha finalizado Peiró.