C.Valenciana.- Intersindical dice que la reducción del horario de los PAC's deteriora la atención sanitaria

Actualizado 03/01/2012 13:04:21 CET

VALENCIA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Intersindical Salud-Iv considera que la decisión de ampliar el horario de funcionamiento de los Centros de Salud y reducir el de los Puntos de Atención Continuada (PACs) para racionalizar los gastos de las guardias, "sí que afectará los usuarios" porque "implica una reducción de plantilla que obstaculizará el desarrollo ordinario de las consultas programadas a los Centros de Salud y demorará la atención urgente".

Al respecto, señala en un comunicado que el cambio de horario de los Puntos de Atención Continuada (PAC) demorando el inicio de su actividad hasta las 21 horas "supone un ahorro", pero con consecuencias "negativas sobre la calidad asistencial de los usuarios".

Así, expone que la reducción del número de horas de guardia implica la supresión de un importante número de profesionales sanitarios que hasta ese momento se dedicaban a la atención sanitaria urgente a partir de las tres de la tarde y, ahora, desaparecerán hasta las nuevo de la noche.

En ese sentido, constata que la atención sanitaria, la urgente, que será atendida por los propios centros de salud que, según qué casos, ampliarán su horario de funcionamiento hasta las nuevo de la noche, aunque la mayor parte de ellos ya funciona con ese horario. "Pero la cuestión fundamental es que tendrán que asumir ese incremento de pedida asistencial sin ver incrementada su plantilla", evidencia.

Intersindical advierte de que el personal sanitario y no sanitario que trabaja en horario de tardes, mucho menos numeroso que el que hay por las mañanas, tendrá que compaginar las tareas derivadas del funcionamiento ordinario del centros, consultas y otras actividades programadas, con la atención urgente que "siempre tiene un carácter imprevisible y no demorable".

Esta duplicidad asistencial comportará que en muchas ocasiones el personal de los centros de salud tendrá que "interrumpir" su actividad ordinaria para atender las urgencias que se puedan presentar, tanto dentro del centro como fuera de él.

Asimismo, considera que este nuevo modelo organizativo ocasionará "esperas innecesarias" a las personas que han acudido con su cita previa por consultas y tratamientos ordinarios, cuando el personal sanitario tenga que abandonar sus tareas por atender cualquier urgencia. Y, además, señala que esta misma circunstancia también dará "pie a que, de forma involuntaria, los profesionales no puedan responder a las demandas urgentes con la celeridad deseada".

Por todas estas razones, Intersindical Salud-Iv "no puede compartir" las palabras del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, cuando afirma que los usuarios "no notarán nada" con el cambio de horario de funcionamiento del *PAC's, porque es "radicalmente falso".

"La medida acordada por el Consejo constituye un recorte más de los derechos sociales, en este caso de la sanidad pública, que no pretende otra finalidad que la de reducir gastos públicos sin valorar el efecto sobre la calidad de la asistencia sanitaria", ha apostillado.