Hosteleros valencianos afirman que con la ley del Tabaco "se pierde el postre o el café"

Actualizado 17/01/2011 17:08:10 CET
El presidente de la FEHV, Juan Carlos Gelabert.
FEHV

VALENCIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), Juan Carlos Gelabert, ha manifestado este lunes que con la prohibición de fumar en espacios públicos por la entrada en vigor de la ley del Tabaco "se está perdiendo el postre o el café", ya que disminuye el tiempo de estancia en estos establecimientos.

Preguntado por la situación del sector tras la entrada en vigor de dicha norma al término de las III Jornadas de Diseño para Hostelería, Gelabert ha señalado que "es pronto" para analizar sus consecuencias, pero "se está demostrando que se pierde tiempo de estancia".

En concreto, ha aseverado que los locales de ocio nocturno "están sufriendo mucho esa situación" de disminución del tiempo de estancia y, por tanto, del volumen de consumiciones.

"Eso se está notando y donde antes se tomaban dos o tres copas después de cenar, ahora son menos, y también se está perdiendo el postre o el café", ha reprobado Gelabert, quien ha alertado de esas situaciones "van a provocar la pérdida de puestos de trabajo y sobre todo, la pérdida de riqueza para los establecimientos".

Es más, ha remarcado que "no solamente se van a perder esos puestos de trabajo a nivel de hostelería", sino que "también están los daños que puedan tener otros sectores como la distribución".

El presidente de la FEHV ha indicado que trabajan en esta cuestión junto a sus homólogos del resto de España y que, de hecho, "en breve" mantendrán una reunión con la Federación Española de Hostelería para determinar "las líneas que se van a seguir".

"DAÑOS COLATERALES" POR "IMPROVISACIÓN"

Gelabert ha criticado que, en la actualidad, sufren diversos "daños colaterales" provocados por "una ley que no se trabajó con la hostelería" y que es fruto de "una constante improvisación".

Preguntado por si conocen nuevos casos de hosteleros sancionados por haber decidido no aplicar esta ley en el interior de sus establecimientos, ha constatado que son casos aislados que no han vuelto a reproducirse en la región.

"Solamente podemos solidarizarnos con estas personas que están sufriendo estos problemas, pero la ley está para cumplirse y no podemos hacer otra cosa más que cumplirla", ha sentenciado.