Actualizado 07/10/2014 6:32:55 +00:00 CET

El 40% de ancianos con insuficiencia cardiaca padecen diabetes

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un cuarenta por ciento de las personas que sufren insuficiencia cardiaca en España padecen diabetes según desglosa el Registro RICA, un estudio que comenzó en 2008 por parte del Grupo de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), con el objetivo de mejorar la atención a estos pacientes y conocer mejor sus factores de riesgo y comorbilidades.

   Según el coordinador del registro, el doctor Manuel Montero, se debe tratar a estos pacientes de un modo integral ya que "hay que tener en cuenta todas sus comorbilidades, porque muchas veces son las responsables de que el paciente tenga que ser hospitalizado".

   En cuanto a los datos globales, el número de personas con insuficiencia cardiaca va aumentando según avanza la edad. De este modo, se estima que el 2% de las personas con más de 40 años padece insuficiencia cardiaca, mientras que la cifra asciende hasta el 10% en mayores de 70 años y el 18% en mayores de 80 años. Estos datos suponen unas 100.000 hospitalizaciones anuales por insuficiencia cardiaca, el 5% de todos los ingresos que se producen, según recoge el Registro RICA.

   A raíz de este dato, el doctor Montero ha dicho que el aumento de la insuficiencia cardiaca en España viene motivado por el progresivo envejecimiento de la población en España y esto hace que las expectativas de vida se acorten. "La supervivencia a cinco años es peor incluso que la de muchos cánceres. Una vez que se presenta, sobre todo cuando ha provocado un ingreso, la supervivencia se acorta y es de menos del 50 por ciento a cinco años", ha afirmado.

   Aún así, los avances que se están produciendo para mejorar el tratamiento de los pacientes son notables. De este modo, el doctor Montero ha destacado la puesta en marcha de las Unidades de Manejo Integral de la Insuficiencia Cardiaca que cuentan con la dirección y participación de médicos especialistas de medicina interna.

   "Se está demostrando que las personas tratadas en estas unidades reingresan mucho menos. Hay pacientes que habían tenido 70 ingresos previos, y después de pasar por esta unidad, sólo lo han hecho en siete ocasiones. Es un aspecto muy importante, donde no sólo importa el tratamiento, sino el manejo global centrado en el paciente y no en el órgano", ha apuntado Montero.