Publicado 23/03/2020 14:18CET

Csif pide 'rearmar' al personal sanitario, emergencias y policía con material de protección

Entrada de una ambulancia al Ifema, en el marco del traslado de material médico al recinto, donde se está construyendo un hospital provisional, en Madrid (España) a 21 de marzo de 2020.
Entrada de una ambulancia al Ifema, en el marco del traslado de material médico al recinto, donde se está construyendo un hospital provisional, en Madrid (España) a 21 de marzo de 2020. - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha pedido al Gobierno 'rearmar' al conjunto de empleados públicos que se encuentran en primera línea de actuación en la lucha contra la pandemia - como son sanitarios, policias y de emergencias - ante el nuevo escenario de prórroga del Estado de Alarma, reforzar cuanto antes las medidas de protección.

Asimismo, piden nuevas instalaciones medicalizadas para derivar los casos que llegan a los centros, cuya situación de colapso es ya un hecho, así como utilizar todos los recursos humanos disponibles en las bolsas de trabajo.

Ante esta nueva situación, CSIF considera que los poderes públicos y partidos políticos deben dejar a un lado sus diferencias hasta que concluya la situación de emergencia sanitaria, que será el momento de valorar las actuaciones.

"Los empleados públicas no entienden el cruce de reproches en momentos en los que debemos aunar recursos y voluntades para frenar la propagación y afrontar las consecuencias derivadas de la demanda asistencial que desborda los centros", afirman.

Por otro lado, hacen un llamamiento urgente para que se realicen nuevas contrataciones de personal en los centros residenciales de toda España, especialmente en las zonas de mayor incidencia,
y desde luego en Madrid. En el caso de esta última comunidad autónoma, CSIF está colaborando con la Agencia Madrileña de Atención Social para captar y ordenar candidatos para la realización de
contratos, ante la situación de colapso de los centros de llamadas y el número de currículos que están llegando.