Publicado 10/06/2020 16:14CET

CSIF exige que el COVID-19 sea agente biológico de máximo riesgo para mayor protección de los trabajadores

El enfermero consultor de heridas crónicas y agudas del hospital, Lorenzo Pérez, atiende a un paciente
El enfermero consultor de heridas crónicas y agudas del hospital, Lorenzo Pérez, atiende a un paciente - JUNTA DE ANDALUCÍA

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado este miércoles que el COVID-19 se considere un agente biológico de máximo riesgo para lograr la mayor protección de todos los trabajadores de la Unión Europea.

CSIF ha trasladado un escrito a los europarlamentarios españoles para reclamarles que apoyen esta medida. La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo votará mañana la clasificación del SARS-CoV-2 en la Directiva de Agentes Biológicos, que los divide en 4 grupos según su nivel de riesgo para las personas trabajadoras y para la comunidad.

El sindicato exige que el coronavirus se clasifique dentro del grupo 4, que agrupa a los virus que tienen un elevado peligro de propagación, sin profilaxis efectiva ni tratamiento disponible, y que permitirá que los trabajadores cuenten con el mayor nivel de medidas contención, preventivas y de protección.

En este caso, el Parlamento puede aún bloquear una medida de la Comisión Europea que pretende clasificarlo en el grupo 3 y es posible revisar esta Directiva para adaptarla a la realidad de la pandemia. Por ello, se han dirigido a los europarlamentarios españoles para reclamarles su apoyo, que veten esta iniciativa, porque los profesionales de la UE merecen el nivel más alto de protección.

Por su parte, el Congreso de los Diputados prevé convalidar hoy el Real Decreto-ley que permitirá que el contagio por COVID-19 se considere accidente de trabajo únicamente hasta el 21 de julio, un mes después de la finalización del estado de alarma.

Por ello, CSIF se ha dirigido a todos los Grupos Parlamentarios solicitando que el Real Decreto-ley se tramite como proyecto de ley para presentar enmiendas al articulado y que el contagio por COVID-19 se considere enfermedad profesional para personal sanitario y sociosanitario y accidente laboral para el resto de trabajadores que por su actividad profesional han estado expuestos al contagio, sin limitación en el tiempo.