Publicado 06/11/2020 12:55CET

CSIF denuncia que España solo contabiliza como accidente laboral un 2,4% de los contagios en la Sanidad

Una enfermera revisa la lista de tratamiento de un paciente pegada en la ventana del Hospital Municipal de Zhangzhou, provincia de Fujian, en el sudeste de China. 2 de febrero de 2020.
Una enfermera revisa la lista de tratamiento de un paciente pegada en la ventana del Hospital Municipal de Zhangzhou, provincia de Fujian, en el sudeste de China. 2 de febrero de 2020. - XIAO HEYONG/XINHUA - Archivo

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado que España solo contabiliza como accidente laboral por COVID-19 un 2,4 por ciento de los contagios en la Sanidad.

"Si algo ha visibilizado esta pandemia es que la prevención de riesgos laborales sigue siendo una asignatura pendiente para las diferentes administraciones, dejando de manifiesto las deficiencias que existen en los centros de trabajo como la falta de equipos de protección individual, falta de previsión y planificación, insuficiente dotación de recursos humanos que derivan en accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y desgraciadamente, en fallecimientos", han denunciado a través de un comunicado.

Según los últimos datos de accidentes de trabajo recogidos por CSIF, correspondientes al mes de agosto, hasta la fecha solo se han contabilizado 1.346 accidentes de trabajo relacionados con el COVID-19, un 2,4 por ciento de los 55.824 casos de profesionales de la Sanidad que había registrados hasta esa fecha, y únicamente 15 muertes.

"Estas cifras carecen de credibilidad y están relacionadas por un desfase de datos o errores en la tramitación como accidente de trabajo de los contagios por profesionales en el ámbito sanitario, donde España se sitúa desgraciadamente a la cabeza", denuncian.

Según el sindicato, esta circunstancia, derivada del "caos en la gestión de las bajas laborales (se contabilizan como bajas por enfermedad común en vez de accidente de trabajo)", genera "una pérdida económica para los sanitarios: se dejan de percibir las guardias y la productividad, entre otros conceptos y se pierde la indemnización por secuelas".

Contador