Publicado 19/02/2021 13:54CET

El CSIC evidencia que los ciudadanos recelan de la responsabilidad colectiva para superar la pandemia

Archivo - La fatiga pandémica ha hecho mella en los jóvenes, según una encuesta.
Archivo - La fatiga pandémica ha hecho mella en los jóvenes, según una encuesta. - CÉSAR HERNÁNDEZ-CSIC - Archivo

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha lanzado los resultados de la segunda encuesta de 'Espacov' en la que se evidencia que los ciudadanos recelan de la responsabilidad colectiva para superar la pandemia.

El objetivo del trabajo es profundizar en los diferentes aspectos de interés y actualidad de la dimensión social de la pandemia, recabando para ello información empírica directa y representativa de las opiniones e inquietudes de la ciudadanía. Para ello, han realizado esta encuesta a nivel nacional, con una muestra de 1644 entrevistas en un trabajo de campo desarrollado entre el 18 y el 25 de enero.

En el informe de resultados obtenidos, el IESA-CSIC destaca cuatro claves extraídas de la encuesta: la quiebra de la confianza en la ciudadanía; la fatiga pandémica y su especial incidencia entre los jóvenes; que es una crisis sanitaria que se vive en clave política; y que la negativa a vacunarse no será un freno para alcanzar la inmunidad de grupo.

Según recoge la segunda edición, la población ha dejado de confiar en el papel de la ciudadanía para superar la actual crisis sanitaria. Se trata del mayor cambio de opinión registrado en Espacov; de hecho, en los resultados de 'Espacov I', de abril de 2020, donde se subrayaba la responsabilidad de los ciudadanos como el principal motor para salir de la crisis sanitaria, por delante de los descubrimientos científicos o la gestión del gobierno.

"La percepción sobre la proporción de personas que cumplen con las medidas y restricciones impuestas, según las personas encuestadas, ha caído a la mitad entre abril de 2020 y enero de 2021", especifica el informe, que resalta como otra de las claves "la fatiga pandémica y su especial incidencia entre los jóvenes".

Los resultados permiten comprobar la notable incidencia del fenómeno denominado fatiga pandémica en los más jóvenes, lo que se manifiesta explícitamente en su estado anímico, más deteriorado aún que el del resto de la población. Junto a ello, el trabajo ha puesto de manifiesto que este grupo ha perdido confianza en colectivos claves para la superación de la crisis como son los expertos y científicos y, además entre los jóvenes se extiende más la percepción sobre el escaso cumplimiento de las medidas y recomendaciones de los ciudadanos de todas las edades.

"Quizás ésta sea una de las claves para entender la mayor incidencia de la fatiga en los jóvenes, porque a la vez que perciben que la mayoría de la población no respetan las normas para evitar la propagación del virus, declaran un mayor coste personal en su cumplimiento, sobre todo en las restricciones a la movilidad geográfica, el toque de queda o el límite de personas en las reuniones de amigos", han dicho desde IESA-CSIC.

Y es que, en abril de 2020 los jóvenes se mostraban más optimistas que el resto de la población sobre el tiempo necesario para superar los aspectos sociales y económicos de la pandemia. Sin embargo, actualmente no solo ha aumentado su preocupación personal ante un posible contagio, sino que el futuro lo ven más marcado por las consecuencias de la pandemia hasta el punto de afirmar, en un 15 por ciento de los casos, que la economía no se recuperará nunca.

CAE LA VALORACIÓN DE LA GESTIÓN DE LA PANDEMIA

Del mismo modo, el informe subraya el empeoramiento de la valoración de la gestión política. "Si bien al comienzo de la crisis sanitaria los ciudadanos aprobaban la gestión que estaba llevando a cabo el Gobierno de España, tras diez meses de una situación que ha demostrado tener un enorme calado en todos los órdenes de la vida, han empeorado las valoraciones, cualquiera que sea la posición ideológica de las personas encuestadas", refleja el trabajo.

No obstante, quienes se posicionan a la izquierda de la escala ideológica confían más en el sistema sanitario, así como en la comunidad científica y de expertos para superar la actual crisis; y los encuestados situados en el espectro ideológico de la derecha dilatan más en el tiempo la recuperación económica y el tiempo necesario para recuperar un estilo de vida similar al previo a la pandemia.

Por último, otra de las claves alude a la vacunación. Según los resultados de 'Espacov II', casi la mitad de las personas encuestadas desearían vacunarse, de poder elegir, de forma inmediata; siendo más de tres cuartos de los encuestados los que muestran su deseo de hacerlo antes de que acabe el año, frente a solo un 7 por ciento que declara que no se vacunaría nunca.

Asimismo, el informe muestra que se ha constatado que el nivel de información favorece la disposición a vacunarse. "Si tenemos en cuenta que el 50 por ciento de las personas encuestadas se declaran bastante o muy informadas sobre la efectividad de las vacunas y solo un 34 por sobre sus efectos secundarios, aún queda recorrido para mejorar el nivel de información de los ciudadanos y con ello la actitud de la población hacia el proceso de vacunación", afirma el trabajo.