Cs avisa de que España necesita una ministra de Sanidad que dure más de 100 días y plagie las mejores políticas europeas

Publicado 25/09/2018 18:22:31CET

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, ha avisado este martes al Gobierno de que España necesita una ministra de Sanidad que dure más de 100 días, después de la dimisión de Carmen Montón tras las supuestas irregularidades en la realización de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, y de que, además, "plagie" las mejores políticas de Europa.

Igea se ha pronunciado así en el Pleno del Congreso de los Diputados durante la toma en consideración de una proposición de ley impulsada por Unión del Pueblo Navarro (UPN) en la que se propone cambiar tres artículos (87,89 y 98) del decreto ley de 2015 que aprobó un texto refundido de la Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios, para fomentar los medicamentos genéricos.

"El Sistema Nacional de Salud necesita ser sostenible y de calidad y, para ello, necesita un gobierno estable, un ministro que dure más de 100 días y que sepa a dónde quieren ir, cómo quieren ir y con quién quieren ir. Un Gobierno que plagie lo mejor de las políticas de Europa, sino sabe hacer otra cosa. Un Gobierno que tenga en la cabeza los problemas de los españoles y no de los ministros", ha dicho el portavoz de Ciudadanos en la Cámara Baja.

Ahora bien, y aludiendo a la proposición de ley de UPN, Igea ha criticado las diferentes medidas en materia de política farmacéutica llevada a cabo tanto por el PP como el PSOE durante sus etapas al frente del Gobierno central y, aunque no ha mostrado la intención del voto de su grupo parlamentario, ha destacado la necesidad de revisar la política relativa a los medicamentos genéricos, así como la fijación de precios.

En concreto, el texto de UPN establece que cuando la prescripción se realice por principio activo el farmacéutico deberá dispensar el medicamento de precio más bajo de su agrupación homogénea y, en caso de igualdad de precio, el medicamento genérico.

Una prioridad del genérico ante el de marca en igualdad de precios que también se aplicaría a la potestad del farmacéutico de sustituir el fármaco prescrito a un paciente si éste tiene un precio superior al de su agrupación homogénea, cambiándolo en este caso por otro más barato; o cuando haya problemas de desabastecimiento con el fármaco prescrito y pueda ser sustituido.

De igual modo, la propuesta de UPN establece que los medicamentos autorizados no se incluirán en los conjuntos ya existentes en el sistema de precios de referencia ni podrán formar conjuntos nuevos hasta transcurrido un año de su inclusión en el Sistema Nacional de Salud, salvo que sus titulares decidieran voluntariamente rebajar su precio hasta igualar el de referencia.

ABRIR UN DEBATE EN PROFUNDIDAD

"El objetivo es abrir un debate en profundidad sobre la conveniencia y el necesario equilibrio entre los medicamentos de marca y los genéricos en el Sistema Nacional de Salud. Lo que buscamos es garantizar la calidad, seguridad y eficacia de los productos farmacéuticos", ha aseverado el diputado de UPN Íñigo Alli, durante la defensa de la proposición de ley, donde además ha recordado que el consumo de genéricos en España se ha reducido y se sitúa lejos de los países del entorno.

No obstante, estas declaraciones han sido puestas en entredicho por el diputado del Grupo Parlamentario Popular, Rubén Moreno, quien ha avisado de que la proposición de ley "excluye" el medicamento de marca y, por tanto, "no beneficia" ni al Sistema Nacional de Salud ni al paciente y, al mismo tiempo, va "en contra" de las normas de la competencia. "Se puede hacer más por los genéricos, estamos de acuerdo, pero en un paquete más integral y con muchas otras medidas, porque esta no es aceptable", ha aseverado el diputado 'popular'.

De forma parecida se ha pronunciado el diputado del Grupo Parlamentario de PNV Joseba Andoni Agirretxea, que ha reconocido que la regulación de los fármacos genéricos es algo "necesario", si bien ha comentado que la forma en la que se plantea en la proposición de ley "no es la mejor manera", ya que el debate de los genéricos requiere también la presencia de todos los sectores implicados en el mismo, incluidos los pacientes, asociaciones científicas, profesionales sanitarios e industria farmacéutica.

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Miriam Alconchel se ha mostrado también de la opinión del diputado del PNV. "No nos podemos confirmar con un mero retoque de la materia, sino que tenemos que contar con todos. El texto es poco ambicioso, toca de manera parcial este tema y no cuenta con una correcta valoración del impacto económico y, de hecho, propone modificar el artículo 98, lo que supondría un coste al Sistema Nacional de Salud", ha argumentado.