Publicado 23/03/2022 12:51

Coronavirus.- Sube la presión asistencial, tras una semana sin fallecidos y con la incidencia estable en La Rioja

Archivo - Gente paseando con mascarilla delante de una terraza
Archivo - Gente paseando con mascarilla delante de una terraza - EUROPA PRESS - Archivo

LOGROÑO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presión asistencial, debido al coronavirus, sube en los hospitales de La Rioja, según el informe semanal de Salud Pública, que se ha hecho público hoy. En el mismo, que recoge datos consolidados hasta el 20 de marzo, se destaca que, en la última semana, no se han registrado fallecimientos por la enfermedad, mientras que la incidencia, estabilizada en las últimas 24 horas, sigue en cifras elevadas.

De hecho, este miércoles la incidencia acumulada a 14 días se situaba en 628,61 casos por 100.000 habitantes, igual que ayer, mientras que a 7 días tampoco cambia, y queda estable en 342,28 casos por 100.000 habitantes. La positividad, del mismo modo, queda fijada igual que en la jornada del martes, en un 24,10%. Todas las cifras, en cualquier caso, son más elevadas que las de la fecha de referencia del informe, el pasado domingo 20.

Por otra parte, siguiendo con los datos semanales, no se ha producido ningún fallecimiento en estos últimos siete días. Desde el inicio de la pandemia han muerto en La Rioja 909 personas, de las que 329 eran usuarios de residencias de mayores.

En el caso de la presión asistencial, en el Hospital San Pedro la ocupación era de 15 pacientes, de los que cuatro se encontraban en UCI, mientras que en el Hospital Fundación de Calahorra no se registran pacientes ingresados.

El informe de Salud Pública muestra una serie de conclusiones como que reiteran que se mantienen las cifras elevadas de incidencia, y se ha observado un ligero aumento en la incidencia en población general, así como en mayores de 65 años, que habrá que seguir observando las
próximas semanas para ver la evolución. La incidencia en La Rioja se sitúa por encima de la observada para España.

La incidencia difiere según el por grupo de edad. Hay un aumento en todos los grupos de edad, excepto en el de 10 a 29 años y en el de30 a 39 años, que experimetan una disminución en el número de casos durante esta semana. La incidencia más elevada se sigue observando en las personas de 10 a 19 años.

La capacidad diagnóstica se mantiene elevada, de modo que, de acuerdo con el informe, durante esta semana la cantidad de pruebas diagnósticas de infección activa realizadas ha sido de 5.005 pruebas en 7 días, con una positividad de acuerdo con ellas que alcanza un 22,8%.

UNA RESIDENCIA AFECTADA.

Durante estas semanas se hace seguimiento de brotes en el ámbito sociosanitario. En la semana, hay 6 personas en aislamiento, lo que afecta a una única residencia de personas mayores.

En cuanto situación asistencial, durante esta semana los datos de ocupación COVID19 son superiores a los observados en la semana previa en hospitalización. De todas maneras, esta ocupación se encuentra en niveles inferiores a los registrados en las olas previas.

La secuenciación genómica indica que la variante Ómicron, en forma de diferentes sublinajes, es la dominante en estos momentos en La Rioja, al igual que en España, tras haber desplazado a la variante Delta.

En el último periodo se ha observado una situación estable en la detección en aguas residuales del virus en la EDAR de Logroño y una disminución en la EDAR de Calahorra.

En la evaluación del nivel de alerta se ha tenido en consideración el contexto global, así como la evolución de la campaña de vacunación. A fecha 18 de marzo de 2022, un total de 283.410 personas han recibido al menos una dosis de vacunación, 285.735 han recibido la pauta completa de vacunación, y 156.707 han recibido dosis de recuerdo. En cuanto a población pediátrica menor de 12 años, 16.025 menores de 5 a 11 años han recibido la primera dosis y 9.659, la pauta completa.

Por último, el informe realiza una serie de recomendaciones que, pasan, por seguir aumentando la cobertura vacunal y la administración de dosis de refuerzo, así como mantener y enfatizar el cumplimiento de las medidas de control no farmacológicas: el uso adecuado de mascarilla, la distancia interpersonal, la ventilación adecuada en los espacios cerrados y la higiene de manos.