Actualizado 09/03/2020 16:54:02 +00:00 CET

La Eurocámara reduce a un día su semana de pleno por el coronavirus y cancela las votaciones

Vista general del pleno de la Eurocámara en Bruselas
Vista general del pleno de la Eurocámara en Bruselas - Michael Kappeler/dpa - Archivo

BRUSELAS, 9 (EUROPA PRESS)

El Parlamento europeo reducirá a un solo día, mañana martes, su sesión de debates del pleno de esta semana debido al coronavirus, una medida acordada este lunes por los jefes de grupo y que implica que no se celebrarán votaciones.

La decisión se formalizó a las 17:00 horas de este lunes cuando dio comienzo formal la sesión plenaria en Bruselas y los eurodiputados presentes aprobaron la agenda modificada.

El pleno de la Eurocámara debía celebrarse inicialmente en Estrasburgo (Francia), sede habitual de las sesiones plenarias, pero la semana pasada ya se decidió su traslado a Bruselas para evitar "riesgos innecesarios" por el coronavirus.

Ante el aumento de casos en toda la Unión Europea y las dificultades para contener la epidemia, la Conferencia de Presidentes en la Eurocámara ha decidido que se reduzca la sesión de debates a un único día, este martes, y se anule la agenda del miércoles y jueves.

De este modo quedan aplazadas todas las votaciones previstas y se celebrarán solo tres debates: uno dedicado precisamente a la propagación del coronavirus en la UE y las medidas de control, otro sobre las tensiones migratorias en la frontera entre Grecia y Turquía y un tercero sobre la negociación del presupuesto comunitario para los próximos siete años.

Los informes que debían ser sometidos a votación en esta sesión volverán a la agenda en el próximo pleno, aunque está aún por ver si la evolución del virus en la UE permite celebrar la siguiente sesión --que comenzaría el 31 de marzo--. Tal decisión se tomará más adelante, según fuentes de la institución, que apuntan que ni el reglamento de la Eurocámara ni los medios técnicos de que dispone en la actualidad permitirían el voto telemático a corto plazo.

"Vivimos un momento difícil para nuestra institución y debe ser tarea de todos proteger la actividad parlamentaria. Los Gobiernos y la UE están pidiendo sacrificios a nuestros ciudadanos y nosotros también tenemos que dar buen ejemplo", ha dicho el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, al informar a los eurodiputados de la decisión de "reducir a lo esencial" la actividad parlamentaria de esta semana.

Sassoli, además, ha pedido a los eurodiputados que dejen un escaño vacío entre cada uno de ellos para reducir el riesgo de contagio. En efecto, la institución ha remitido una recomendación a los eurodiputados y a los trabajadores del organismo que mantengan al menos un metro de distancia con respecto a otras personas para evitar la propagación del virus.