Actualizado 27/05/2021 12:16 CET

Coronavirus.- Biden reconoce que EEUU no tiene información para precisar si la COVID-19 surgió en un laboratorio

Joe Biden
Joe Biden - CHRIS KLEPONIS/POOL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho este miércoles que la Comunidad de Inteligencia de la Casa Blanca no tiene información suficiente para determinar si el origen de la COVID-19 procede de alguno de los dos escenarios que barajan, el del contacto con un animal infectado, o el de un accidente de laboratorio.

Biden ha contado en un comunicado que al poco de llegar a la Casa Blanca, su asesor de Seguridad Nacional encargó a la Comunidad de Inteligencia un informe sobre sus últimos análisis acerca de los orígenes de la COVID-19, incluyendo si surgió de alguno de estos dos escenarios.

A día de hoy, ha explicado, su grupo de tres expertos "no ha llegado a una conclusión definitiva sobre esta cuestión". Así, cuenta, dos de ellos se inclinan a pensar que surgió del contacto con un animal infectado, mientras que el otro se decanta por las teorías de que salió de un laboratorio.

Biden ha revelado que cada uno de ellos cuenta con una "confianza baja o moderada" acerca de sus propias suposiciones, puesto que "no creen que haya suficiente información para evaluar que una teoría sea más probable que la otra".

"He pedido a la Comunidad de Inteligencia que redoble sus esfuerzos para recopilar y analizar información que pueda acercarnos a una conclusión definitiva, y que me informe en 90 días. Como parte de ese informe, he solicitado áreas de investigación adicional, incluidas preguntas específicas para China", ha dicho.

"Estados Unidos también seguirá trabajando con sus socios afines de todo el mundo para presionar a China para que participe en una investigación internacional completa, transparente, basada en pruebas, para proporcionar acceso a todos los datos relevantes", ha enfatizado Biden.

El comunicado de la Casa Blanca se produce pocos días después de que las autoridades de Pekín calificaran de "mentira sin sentido" el reportaje que el diario estadounidense 'The Wall Street Journal' publicó el pasado fin de semana, en el que se afirmaba que China escondió en noviembre de 2019 tres casos de coronavirus entre el personal científico del Instituto de Virología de Wuhan.

El periódico estadounidense citó como principal fuente durante su investigación a un informe del Sistema de Inteligencia de Estados Unidos durante los últimos días en la Casa Blanca de Donald Trump, quien hasta el final de su mandato estuvo culpando a China de crear el virus.

A principios de este año el grupo de expertos de la OMS viajó a Wuhan para estudiar sobre el terreno el origen del virus que ha dejado ya 167 millones de casos positivos y cerca de 3,5 millones de fallecidos, aseverando que si bien no era posible todavía determinar cómo se originó, sí era "extremadamente improbable" asegurar que salió de un laboratorio.

Contador