La contaminación atmosférica puede acelerar el deterioro cognitivo en mujeres

Actualizado 14/02/2012 11:26:21 CET

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un amplio estudio prospectivo, dirigido por una investigadora del Centro Médico de la Universidad de Rush, indica que la exposición crónica a partículas de aire contaminadas puede acelerar el declive cognitivo en los adultos mayores. Los resultados de la investigación han sido publicados en 'Archives of Internal Medicine'.

En el estudio, las mujeres que estuvieron expuestas a niveles más altos de partículas ambientales, experimentaron una disminución de su funcionamiento cognitivo durante un período de cuatro años.

Los niveles más altos de exposición, a largo plazo, tanto para las partículas ambientales gruesas (2,5-10 micras de diámetro), como para las finas (2,5 micras de diámetro), se asociaron con un mayor declive cognitivo.

Existen varios estudios recientes que analizan la contaminación del aire y la función cognitiva en adultos mayores, pero este es el primer estudio que examina el cambio en la función cognitiva durante un período de tiempo, y si el tamaño de las partículas es importante.

La doctora Jennifer Weuve, profesora en el Instituto Rush para el Envejecimiento Saludable, e investigadora principal del estudio, evaluó, junto a sus colaboradores, la contaminación del aire en relación con el deterioro cognitivo en las mujeres mayores, valiéndose de un estudio de cohorte --el Nurses' Health Study Cognitive Cohort-- que incluyó a 19.409 mujeres estadounidenses, de entre 70 y 81 años, durante un período de 14 años.

"Nuestro estudio exploró la exposición crónica a la contaminación por partículas del aire en relación con el deterioro del funcionamiento cognitivo en las mujeres mayores", explica Weuve, quien añade que, "a diferencia de otros factores que pueden estar implicados en la demencia, como la dieta y la actividad física, la contaminación del aire es algo que podemos cambiar como sociedad, a través de políticas, regulaciones y tecnologías.

Por lo tanto, si estos resultados se confirman en otras investigaciones, "la reducción de la contaminación del aire es un medio potencial para reducir el deterioro cognitivo y la demencia", según concluye.