Consumir cava de forma moderada reduce la incidencia de infarto y accidentes vasculares cerebrales

Actualizado 17/10/2012 20:12:41 CET
- CONSEJO REGULADOR DEL CAVA

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Consumir cava de forma moderada reduce la incidencia de infarto y accidentes vasculares cerebrales, según el estudio 'Cava y Salud' realizado por el Departamento de Nutrición y Bromatologia de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, por el Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de la ciudad condal y por el Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer (IDIBAPS), también situado en la capital catalana.

En concreto, este trabajo, presentado por el Comité Científico de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN) durante el Congreso Internacional del Cava, evidencia que ingerir esta bebida en las cantidades recomendadas "produce un efecto antiinflamatorio", explican los expertos.

En este sentido se ha expresado la principal autora de este estudio y una de las miembros del comité, la doctora Rosa Lamuela, que explica que las enfermedades cardiovasculares son "la principal causa de mortalidad en todo el mundo". Además, indica que la causa "fundamental" de ellas es la aterosclerosis.

Esta patología se considera una enfermedad inflamatoria de la pared arterial que se inicia "con la adhesión de leucocitos de la sangre a las células del endotelio arterial a través de la interacción de varias moléculas de adhesión". Sin embargo, este estudio muestra ahora que el consumo moderado de alcohol "reduce la concentración sanguínea de biomarcadores inflamatorios relacionados con esta enfermedad", sostiene.

Para Lamuela, este efecto "debe atribuirse al contenido polifenólico del cava". Sin embargo, en esta bebida existen otras muchas sustancias, todavía sin identificar, que "potencian el poder antioxidante"; y otras ya descritas como el resveratrol, que es "un potente anticancerígeno", concluye.