Publicado 01/02/2021 14:38CET

Consejo General de Enfermería lamenta que la Enfermería militar sólo pueda ascender hasta el rango de teniente coronel

Frente común entre la Enfermería militar y civil para la lucha frente al COVID-19
Frente común entre la Enfermería militar y civil para la lucha frente al COVID-19 - CONSEJO GENERAL DE ENFERMERÍA

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los 750 profesionales de la enfermería militar cuentan con una desventaja es los escalafones al sólo poder ascender hasta teniente coronel, una situación que no se da en otras profesiones sanitarias, y que Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, entiende como "una discriminación total", que "sería necesario trabajar para promover cambios normativos que resuelvan esta situación".

"Necesitan una media de 15 años para poder pasar de capitán a comandante y otras profesiones tan solo necesitan ocho años. Dicen que otros compañeros de profesión por ser farmacéuticos, médicos o veterinarios ascienden más rápidamente que ellos pudiendo alcanzar los más altos empleos militares", explica Pérez Raya, quien se ha reunido con altos representantes de la enfermería militar en la sede del Consejo General de Enfermería aprovechando la reciente toma de posesión en el cargo del teniente coronel Vicente Pérez Mateu, para estrechar lazos y seguir trabajando de forma coordinada.

En ella han estado presentes el teniente coronel Pérez Mateu, jefe de la Unidad de Enfermería de la Inspección General de Sanidad del Ministerio de Defensa y la comandante enfermera Alicia Moreno Moreno, que han sido recibidos por el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya y el vicesecretario general, José Luis Cobos. La reunión se ha desarrollado en un ambiente distendido teniendo en cuenta que "la enfermería militar y civil comparten los mismos retos y más ante la situación de pandemia a la que nos enfrentamos", tal y como ha expresado Pérez Mateu.

También se ha mostrado el apoyo de la institución frente a las preocupaciones de la enfermería militar respecto a las especialidades. "Sabemos que la especialidad de médico quirúrgica, en el ámbito civil, está estancada y es necesario modificar el Real Decreto de Especialidades", ha expresado Pérez Raya. "Con motivo de la pandemia se ha detectado que esta especialidad no puede ser común para todos, hemos visto la necesidad que hay de especialistas, por ejemplo, en cuidados intensivos. Se ha observado la enorme responsabilidad y el gran trabajo que han hecho nuestras compañeras y compañeros y desde luego creo que tenemos que ir en esta línea y buscar soluciones", resalta Pérez Raya.

Por su parte, el teniente coronel Pérez Mateu ha destacado la importancia que la enfermería militar ha cobrado en la pandemia: "lo estamos viendo en todos lados: las fuerzas armadas están apoyando en todos los niveles. No solamente en el rastreo de posibles contactos, que se está haciendo en todas las Comunidades Autónomas, también en los hospitales. Incluyendo los hospitales de campaña que se están montando o el Hospital Gómez Ulla como hospital de referencia para la Defensa. Es importante resaltar la gran cantidad de enfermeros que están apoyando las deficiencias que se están observando, sobre todo, debido a la cantidad de demanda asistencial", ha manifestado el teniente coronel enfermero.

Una reunión que ha seguido la línea de la buena relación de trabajo que siempre se ha mantenido entre la enfermería civil y militar. Un trabajo conjunto esencial para el buen funcionamiento de nuestro Sistema Nacional de Salud. "Todos somos enfermeros, da igual el uniforme que llevemos. Tenemos que unificar esfuerzos y tenemos que mantenernos unidos en la misma dirección para poder multiplicar este esfuerzo. No tiene sentido ir cada uno por un lado y desgastarnos de manera innecesaria", ha concretado Alicia Moreno Moreno, comandante enfermera al término de la reunión.