El Gobierno aprueba la reducción de la estructura organizativa del Ministerio de Sanidad

Actualizado 20/01/2012 16:34:22 CET

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha acordado este viernes los Decretos de Estructura Organizativa básica de distintos departamentos ministeriales, que reduce el número de altos cargos. Concretamente se ha aprobado el del Ministerio de la Presidencia y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

"En ambos se ha producido una importante contención en el número de altos cargos", ha señalado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Esta decisión, que forma parte de las medidas de austeridad puestas en marcha por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para el cumplimiento de déficit, tiene como el objetivo racionalizar el funcionamiento ministerial y reducir los altos cargos, consiguiendo reducción del gasto que estiman de casi un millón de euros al año.

Así, se trata de "trabajar por la austeridad de las Administraciones pero también una necesaria reforma estructural que nos de una mayor confianza dentro y fuera de nuestras fronteras", ha afirmado.

Las principales modificaciones afectan a la Secretaría General de Sanidad y Consumo y a la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. En concreto, la Secretaría General, a cargo de Pilar Farjas, asume directamente competencias en materia de consumo, así como la presidencia del Instituto Nacional de Consumo (INC) y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

"De esta forma, se reduce un alto cargo, ya que el presidente de la AESAN, que con anterioridad dependía directamente de la ministra, tenía rango de subsecretario", explican desde Sanidad.

Por su parte, la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad integra en el ámbito de sus competencias el Instituto de la Juventud y el Consejo de la Juventud de España, con el fin de dar un enfoque integrado a las políticas de juventud.

También dependerá de esta Secretaría de Estado el Instituto de la Mujer, cuya dirección será desempeñada por la directora general para la Igualdad de Oportunidades, con la consiguiente supresión de otro alto cargo. Del mismo modo, se suprimen una Subdirección General y una División de Gabinete Técnico de la extinta Secretaría General de Política Social y Consumo.