Publicado 19/06/2020 10:34:32 +02:00CET

Consejera vasca de Salud no da la situación "por controlada" pero siente "fuerte" al sistema sanitario vasco

La consejera de salud, Nekane Murga
La consejera de salud, Nekane Murga - IREKIA

BILBAO, (EUROPA PRESS)

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha afirmado, ante la apertura de la movilidad entre Euskadi y la comunidad cántabra tras la entrada en la nueva normalidad de ambas comunidades, que "hoy no es necesario que todo el mundo que quiera ir a Cantabria, vaya".

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Murga ha afirmado que lo que le preocupa, de cara al futuro, es que se vayan relajando las costumbres y que, al final, la ciudadanía considere que "no ha sido para tanto" y que hay "capacidad de control".

Por ello, ha indicado que es "imprescindible" que la ciudadanía realice una vida "lo más próxima a la normalidad", pero manteniendo distancias y evitando un número elevado de contactos.

Murga ha afirmado que hay imágenes y hechos que preferiría que "no ocurrieran", pero cree que la mayoría de la población es consciente en estos momentos de que parte del riesgo "está en función de lo que se haga" y "evita esas situaciones".

La consejera ha señalado que es "normal" que la gente acuda a las playas o zonas de paseo el primer día que se abran porque en el confinamiento "todos han tenido unas necesidades y se ha querido en un momento salir", pero "realmente hoy no es necesario que todo el mundo que quiere ir a Cantabria, vaya, ni es necesario que todas las personas que vean sol este domingo, vayan a la playa".

Según ha manifestado, hay "alternativas, zonas donde disfrutar" y hay actividades que se ha aprendido a disfrutar de ellas como estar en una terraza con amigos "pero a distancia".

Murga ha indicado que los brotes en Alemania o China demuestran que, si la enfermedad empieza a propagarse, es muy difícil controlarla" y, por ello, ha pedido a toda la población que recuerde que puede estar junto a una persona asintomática "que infecta" o que incluso ella misma "puede serlo". "Y que, si empieza cualquier síntoma o tiene una persona próxima que ha tenido la enfermedad, debe ser muy cuidadoso y hay que avisar al centro de salud pero, sobre todo, una persona debe mantener esta distancia y usar mascarilla".

FOCOS CONTROLADOS

Murga ha afirmado, en relación a la actual situación en Euskadi, que hay un número de casos que está "controlado" pero que "es muy importante identificar de forma precoz" y realizar el aislamiento de las personas próximas.

La consejera de Salud ha señalado que lo importante de esos brotes es que están controlados y los nuevos casos que están apareciendo están identificados previamente y, mayoritariamente, en los últimos cinco días, "se identifican todos estando ya en aislamiento", de manera que "ya no se están propagando"

"Estos focos han tenido su importancia pero han demostrado la fortaleza del sistema en la capacidad de identificación y de detección precoz", ha añadido. En este sentido, Murga ha recordado que se han realizado más 6.000 PCR en las personas de riesgo y ha indicado que los hospitales "cumplen todas las condiciones para que en ellos si aparece un virus, crezca" porque hay elementos como proximidad, "mucho movimiento" y personas vulnerables.

La consejera ha destacado que ahora se conoce "mejor la enfermedad", hay investigadores en todo el mundo y "también en investigación, Euskadi está en primera división", pero ha advertido de que es un virus nuevo, que tampoco "se conoce muy bien cómo se va a comportar en una segunda ola o cuando llegue el otoño o cuando conviva con la gripe".

Precisamente, sobre las perspectivas de cara al otoño, Murga ha afirmado que el coronavirus, en ocasiones, es un virus estacional, que se reactiva y es "más potente cuando hay ciertas condiciones" como es el otoño-invierno por los cambios de temperatura, humedad o luz.

"No sabemos cómo se va a comportar este virus en el otoño, estamos vigilantes a saber lo que ocurre en el hemisferio sur en estos momentos y cómo se va a comportar cuando conviva con otros virus pero sabemos muchas cosas que antes no sabíamos, sabemos cómo identificarlo precozmente, cómo diagnósticarlo y cómo organizar nuestros hospitales, tenemos algunos tratamientos identificados", ha manifestado.

Por tanto, ha indicado que, por una parte, hay que tener "temor, prepararnos, no confiarnos" pero también hay que "apoyarse en todo aquello que ya se conoce".

Murga ha afirmado que su sensación en esta crisis es que, cuando siempre le ha parecido que "algo iba podía ir bien", ha visto "un riesgo nuevo". La consejera ha señalado que la primera semana de abril empezó a
a detectarse un descenso en el número de nuevos casos pero también se veían "lo ocupadas que estaban todas las camas de hospital y los centros de salud".

Posteriormente, según ha detallado, empezaron a bajar las necesidades asistenciales, pero también veía la situación de los profesionales y la necesidad de controlar los casos y de crear una red de identificación y seguimiento.

"Y en este momento estoy viendo los focos que se generan en Alemania y en China y el otoño. Por lo tanto, no hay tregua, es más fácil identificar riesgos que debemos estar preparados. También siempre intento ser positiva pero la situación controlada yo no daría por ello, creo que tenemos más herramientas, siento fuerte al sistema sanitario vasco, siento fuerte a salud pública con un trabajo en red y veo fortalezas pero veo un virus que nos está dando fuerte y que tenemos que luchar contra el día a día", ha asegurado.

Entre las herramientas fundamentales con las que se cuenta ahora está el incremento en la capacidad de hacer test y la posibilidad de contar con laboratorios adicionales para ello, tras recordar que Euskadi fue la primera comunidad en el Estado capaz de hacer test en los laboratorios vascos.

No obstante, Murga, que ha subrayado que los test ahora son "más rápidos", ha destacado que "el cuello de botella" no está en la realización del test sino en identificar las personas a las que hace falta hacer ese test y en la toma de muestras.

Asimismo, ha señalado que también hay avances en el tratamiento de la enfermedad y hay un fármaco que "no es preventivo" pero que, en situaciones graves, es "una ayuda" y también se están identificando terapias cómo son los soportes respiratorios previos a las de intubación y de soporte respiratorio invasivo que "son de mucha utilidad". "Con todo eso el futuro es mejor, pero es cierto que hay aspectos que no conocemos y que debemos siempre estar alertas y precavidos", ha manifestado Murga, que, por ejemplo, no se sabe qué tiempo dura la inmunidad.

Por último, preguntada por los datos facilitados día a día y su ajustes a los datos reales, ha indicado que las variaciones son "menores" y, en los nuevos caso, "al 2 o al 3%". Sobre las causas exacta de fallecimiento, ha indicado que es una cuestión que "requiere más tiempo".

Contador